Buscar
Usuario

Noticias

Una adolescente de 15 años entierra viva a su hija recién nacida en el patio de su casa

Una vecina llamó a la policía al escuchar los llantos apaciguados de la niña fuera de la casa donde había nacido.

Una adolescente de 15 años enterró a su hija recién nacida en el pozo de su casa en un barrio de Buenos Aires, Argentina. El bebé fue rescatado por la Policía tras la denuncia de una vecina, que había escuchado el llanto de la pequeña. El bebé se encuentra estable y con respiración asistida. Se encuentra en el mismo hospital que su madre, que dio a luz en su propia casa ante el desconocimiento de sus padres. 

La adolescente tuvo el parto cuando sus padres no estaban en el domicilio. Luisa, la vecina, escuchó entonces sus gritos y poco después los de la niña. Y, de repente, silencio: "El bebé lloró un rato y después no lo escuché más, no escuchaba tampoco a ningún adulto. Estuve una hora sin saber qué hacer, porque no escuchaba adultos y pensé que lo habían abandonado".

La joven no había contado a sus padres que estaba embarazada "La joven no había contado a sus padres que estaba embarazada"

El bebé estaba en un pozo tapado con chapas

Entonces, escuchó el llanto de la niña, pero de forma mucho más tenue. Fue en ese momento cuando decidió llamar a la Policía para advertir de la situación. Cuando las autoridades llegaron a la vivienda, tardaron en encontrar al bebé. Estaba en un pequeño pozo de unos diez centímetros de profundidad, tapado con chapas. La joven confesó que ella era la madre.

La Fiscalía de Responsabilidad Juvenil del Departamiento Judicial de La Matanza, el barrio bonaerense en el que se produjeron los hechos, se ha encargado del caso para dilucidar si realmente sus padres desconocían el embarazo de la joven, y qué llevó a la misma a enterrar al bebé.  De momento, madre e hija permanecen fuera de peligro en el hospital. 

Artículos recomendados

Comentarios