Una adicta a las operaciones no podrá volver a sentarse por ponerse implantes de glúteos

Una adicta a las operaciones no podrá volver a sentarse por ponerse implantes de glúteos

La mujer ha llegado a asegurar que teme que sus glúteos exploten.

Vida 22 Marzo 2018 16:44

La adicción a la cirugía estética puede acarrear serios problemas para la salud. Eso es lo que ha experimentado Stacy Marie Delgiudice, una joven británica que no podrá volver a sentarse: los implantes que ha incluido en sus glúteos le están generando una serie de dolores que le impiden descansar sobre una silla.

Stacey jamás ocultó su adicción en torno a estas operaciones. En sus declaraciones ante los medios se define como "adicta a la cirugía" y en sus perfiles de redes sociales ha asegurado, literalmente, que es una "estrella plástica".

Ahora, tras este duro percance, Stacy se arrepiente produndamente: "Es una tendencia muy peligrosa. No me había dado cuenta del peligro y de los riesgos", ha asegurado en varias entrevistas con los medios de comunicación.

La operación de esta joven no fue sencilla. Tuvo que engordar 19 kilos para acumular grasa. Después, el cirujano la extrajo posteriormente y la inyectó en sus glúteos y labios. El proceso duró siete horas y costó más de 200.000 dólares.

Teme que exploten

La joven asegura que se realizó la operación porque tenía complejos con su cuerpo: "Solía tener talla cero, delgada y mi trasero era muy plano". Ahora, sin embargo, se arrepiente y asegura que echa completamente en falta su anterior cuerpo.

La joven, que cuenta con operaciones por todo su cuerpo, ahora teme que estas reacciones se amplíen por todo su organismo. Incluso, se plantea la posibilidad de que sus glúteos terminen explotando.

Comentarios