Al futbolista Adam Clayton se le escapó más de lo previsto en esta foto de vestuario

Al futbolista Adam Clayton se le escapó más de lo previsto en esta foto de vestuario

El futbolista británico del Middlesbrough enseñó más de lo previsto en una fotografía de equipo tomada en el vestuario, con la que pretendían celebrar su victoria frente al Sunderland. Está claro que celebrar, lo que se dice celebrar, celebraron.

Vida 25 Agosto 2016 16:50

A todos nos ha ocurrido alguna vez que suben una foto nuestra en Internet y nos sienta como una patada, ya sea porque no salimos bien, porque estamos en condiciones poco favorecedoras... o porque enseñamos demasiada carne. Esto último es lo que le ocurrió recientemente al futbolista Adam Clayton, que quiso hacer un regalo a sus seguidores para celebrar la victoria de su equipo contra Sunderland, aunque fuera de forma involuntaria.

Los jugadores del Middlesbrough se encontraban en el vestuario festejando su victoria 2 a 1 cuando decidieron hacerse una foto para compartir su alegría con la afición. Nada nuevo bajo el sol, ya que son muchos los equipos que acostumbran a hacer esto. Sin embargo, cuando Clayton fue a ponerse delante de la cámara no se dio cuenta de que por debajo de sus ajustados slips negros asomaba algo de lo que no se había percatado: un trozo de carne, de piel escrotal... sus testículos, vamos.

Clayton enseñó el pajarito "Clayton enseñó el pajarito"

El uruguayo Cristhian Stuani fue el encargo de capturar la instantánea y subirla a su perfil de Twitter, acompañándola del siguiente mensaje: "¡Gran victoria lejos de casa, los primeros goles de la Premier League no podrían hacer sido más felices!". Curiosamente, no sabemos si para añadir más humor, a la palabra 'goles' le acompañan dos emojis de balones de fútbol. Además, el jugador que sale a la izquierda de Clayton parece señalar claramente las zonas bajas que habían decidido salir a tomar el sol.

Cuando toda la red se percató de que a Clayton se le escapaba el 'pajarito' y advirtió a Stuani, el uruguayo eliminó rápidamente el tuit y pidió disculpas, aunque ya era tarde: la fotografía ya estaba en los discos duros de muchos internautas y pasaría a formar parte, para siempre, de los descuidos más famosos de la red.

Sin duda, el futbolista de 27 años ha protagonizado una de las fotos de equipo que serán más recordadas. Seguro que él tampoco podrá olvidar esta celebración rodeado de compañeros de equipo mostrando sus cuerpos sin camiseta, musculados y muy, muy eufóricos.

Comentarios