Acusan a un alcalde del PP de limpiarse una caca de paloma con la bandera de España

Acusan a un alcalde del PP de limpiarse una caca de paloma con la bandera de España

Muchos usuarios han recordado la campaña de boicot que se desató en contra del humorista Dani Mateo por sonarse con la bandera.

"No es de Podemos, no es de Bildu, no es de ERC... es del PP". Este es uno de los comentarios que han circulado con mayor fuerza en redes sociales tras publicarse un vídeo en el que aparece el alcalde de Talavera de la Reina (Toledo) limpiándose una caca de paloma con la bandera de España.

Lejos del boicot que sufrió el humorista Dani Mateo con su performance sonándose la nariz con una enseña nacional, el regidor castellanomanchego se ha limitado a asegurar que simplemente se estaba quitando una "pelusa" que se había posado sobre su traje (puede verlo a partir del minuto 00:34 del siguiente vídeo).

El vídeo se grabó el pasado 27 de abril durante la celebración del Cortejo de Mondas, pero no se ha viralizado hasta la fecha, justo en la carrera final hacia las elecciones autonómicas y municipales del 26 de mayo.

El alcalde del PP, sin embargo, niega la mayor y asegura que jamás quiso hacer ninguna ofensa hacia el país. Así lo subraya el viceportavoz municipal del Ayuntamiento, Santiago Serrano, que en declaraciones a El Diario afirma: "Él es el mayor defensor de la bandera de España como primer talaverano y nunca ha flaqueado su defensa de la bandera y su apoyo a la unidad de España".

Serrano cree que la publicación del vídeo tiene un claro objetivo electoral y lo achaca al 'juego sucio' del resto de partidos de la oposición: "Quienes sí han estado mercadeando y negociando con la unidad de nuestro país no pueden venir ahora, a tres días de que finalice la campaña electoral, a tratar de ensuciar y conseguir loq ue no han conseguido con propuestas y debate".

Imputado por sonarse con la bandera

El caso del alcalde de Talavera de la Reina remite, sin duda, a la polémica protagonizada por el humorista de 'El Intermedio', Dani Mateo, por sonarse la nariz con una bandera de España en directo.

La performance cosechó todo tipo de críticas, peticiones de boicot y finalmente terminó en el juzgado de instrucción número 47 de Madrid en forma de imputación por un delito de ultraje a la bandera, castigado con la pena de multa de siete a doce meses.

Finalmente, el mismo juzgado terminó archivando la causa. El magistrado Adolfo Carretero adoptó la decisión tras la solicitud de la Fiscalía, que entendió que el acto de Dani Mateo ante la cámara se amparaba en el derecho a la libertad de expresión.

Comentarios