Los actores afroamericanos estallan: "¿acaso no podemos contar nuestras propias historias?"

Los actores afroamericanos estallan: "¿acaso no podemos contar nuestras propias historias?"

Los actores británicos están quitando cada vez más terreno a los actores afroamericanos en Hollywood

Cine Adrián Parrondo Adrián Parrondo 10 Marzo 2017 13:27

El papel de los afroamericanos en el mundo de Hollywood ha sido, cuanto menos, polémico durante los últimos años. Un ejemplo de dicha discriminación: En 2014 y 2015 no hubo ningun nominación para los actores negros. ¿Otro más evidente? Tan solo han recibido 14 estatuillas a lo largo de la historia de los premios.

Al menos un 12% de los estadounidenses son afroamericanos. Ello ha supuesto, a todos los niveles, una discriminación contra la que llevan décadas luchando. Y ese mundo que durante tantos años les ha marginado, el del cine, quiso realizarles un nuevo guiño: 'Déjame salir', una película en la que se denuncia el racismo existente en los suburbios liberales de Estados Unidos. Sin embargo, el guiño parece que se ha torcido.

El "culpable" de todo ello: Samuel L Jackson. El actor, con una vasta carrera a sus espaldas, ha encendido la mecha. ¿El motivo? La presencia del actor negro británico Daniel Kaluuya en la película.

El actor Daniel Kaluuya "El actor Daniel Kaluuya"

¿Qué sucede con Daniel Kaluuya? A juicio del intérprete de Stephen en 'Django desencadenado', un actor británico no debería ser la imagen de la discriminación hacia la comunidad afroamericana, si no que deberían de ser los propios negros estadounidenses los que se encarnaran estos papeles. "Me cuestiono cómo sería la película si en ella apareciera un hermano americano que realmente haya sentido todo eso", aseguraba el actor a New York Station.

Al parecer, el problema radica en que los actores británicos tienen que prepararse el papel y documentarse, mientras que los afroamericanos pueden aportar otros matices adquiridos a través de sus experiencias personales. Con esa opinión comulgan muchos intérpretes como Abraham Amkpa, que ha aparecido en series como 'Agents of SHIELD' o David Rogers, que considera que "cuando se trata de contar historias americanas muy específicas, que un actor británico actúe en lugar de un americano puede sentar como una bofetada en la cara. ¿Por qué no podemos contar nuestras propias historias?". Aseguran, además, que la falta de naturalidad y credibilidad es más que evidente.

El actor Samuel L. Jackson ha avivado el debate "El actor Samuel L. Jackson ha avivado el debate"

Sin embargo, no todos mantienen la misma opinión: "británicos negros contra afroamericanos. Un estúpido conflicto para el que no tenemos tiempo", ha asegurado el actor británico John Boyega a través de Twitter.

Mientras la discusión continúa, el director de la película, Jordan Peele, ha asegurado que su intención era la de contratar a un actor afroamericano, pero que "al final de los casting, vi que él era la mejor persona para el papel. Hizo una audición impecable", ha declarado a The Observer.

Los datos

El director de cine, Spike Lee, aseguró que la polémica no le preocupaba "El director de cine, Spike Lee, aseguró que la polémica no le preocupaba"

Lo cierto es que el dilema que ha planteado Samuel L. Jackson se sostiene con datos: según ha publicado el gobierno estadounidense, en 2013 hubo un aumento de hasta el 500% en la solicitud de visados para actores y directores británicos.

Además, llaman la atención los casos de Naomie Harris en 'Moonlight', Chiwetel Eijofor en '12 años de esclavitud' o Thandie Newton en 'Westworld'. Son los tres de los nombres de una larga lista de actores británicos que están brillando en producciones estadounidenses y que, para algunos, están relegando a los afroamericanos, puesto que consideran que no pueden representar de la misma manera conflictos que no han vivido en su propia piel.

El director Spike Lee llegó a asegurar que toda esta polémica no le preocupaba porque los actores británicos "estaban bien entrenados" para intepretar los problemas a los que se ha enfrentado la comunidad afroamericana. Algunos incluso aluden a la prestigiosa formación que les ha brindado la elitista Real Academia de Arte Dramático de Londres.

La polémica está servida. ¿Están suplantando los actores negros británicos a los afroamericanos? ¿Se nota en pantalla la falta de autenticidad? Como en todo, hay opiniones para todos los gustos.

Comentarios