Buscar
Usuario

Noticias

Unos abuelos entierran viva a su exnuera para quedarse con sus nietos

Unos abuelos brasileños entierra viva a su exnuera para quedarse con sus dos hijos.

El pasado 2 de octubre se perdió la pista de Marcia Martins, una asistenta social brasileña con dos hijos de cuatro años y nueve meses, cuando iba de camino a su trabajo. Ahora, se ha desvelado el terrible y truculento crimen del quefue víctima. Sus dos exsuegrosla enterrarla viva ese mismo día.

Las autoridades de Río de Janeiro han resuelto la desaparición de Marcia para convertirlo en un caso de asesinato que ha dejado consternada a la sociedad brasileña. La mujer se había separado hace unas pocas semanas y ella quería empezar una nueva vida lejos de la familia de su exmarido. Sin embargo, los abuelos, de 62 y 60 años, iban a sesgar su vida de raíz para no permitírselo.

La enterraron viva

Marcia con su hija de cuatro meses "Marcia con su hija de cuatro meses"

El mismo día que desaparecido, Fernando Antonio Martins de Oliveira y Maria Izilda Pereira Miranda, sus dos exsuegros, llamarón a Marcia con la excusa de abrir una cuenta corriente común para los niños. Nada más lejos de la realidad. Los abuelos invitaron a Marcia paraenseñarla una casa que habían alquilado para ellos dos, con la intención de tener más cerca a los niños y poder verlos más a menudo. Ella se subió al coche y la llevaron a una vivienda en el barrio Río Pequeño, un suburbio de Río de Janeiro, lugar que se convertiría en su tumba.

"La llevaron en coche hasta la casa que habían alquilado 12 días antes. La invitaron a recorrerla, y probablemente al llegar a la última habitación, la golpearon en la cabeza y luego la enterraron viva", explica Mario Sergio Oliveira, miembro de la policía, tras encontrar sus restos el 5 de noviembre.

Un asesinato premeditado

Marcia con sus dos hijos "Marcia con sus dos hijos"

Según fuentes de la investigación, los abuelos, dejaron a Marcia inconsciente tras golpearla con un objeto contundente en la cabeza. Estos cogieron a su exnuera, aún sin sentido, y la enterraron viva en la vivienda. La policía excavó en la propiedad, tras seguir una serie de pistas, donde encontraron el cuerpo sin vida de la mujer.

"La premeditación de este crimen es muy clara para nosotros. Los criminales cavaron muy profundo y, además de depositar el cuerpo, hicieron una losa", afirma Mario Sergio a O Globo. La investigación apunta que el exmarido no sabía nada de este macabro plan de sus padres. Además, los abuelosllevaban un tiempo intentando convencer a sus nietos que les llamaran 'papá y mamá', algo que indica que este crimen fue perpetrado con nocturnidad y alevosía.

Artículos recomendados

Comentarios