Absuelven a un condenado por violación porque "la víctima denunció para no parecer fácil"

Absuelven a un condenado por violación porque "la víctima denunció para no parecer fácil"

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León no considera decisivo el estrés postraumático de la víctima.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha revocado una sentencia de la Audiencia Provincial de León que condenó a un hombre por agresión sexual. La Sala de lo Penal ha decidio absolver al hombre, que ya había sido declarado culpable, por considerar que la declaración de la víctima no cumple los parámetros de credibilidad objetiva.

En la primera sentencia del caso, emitida también en 2019, la Audiencia Provincial condenó al hombre de 30 años a seis años de prisión, ocho de libertad vigilada, siete de orden de alejamiento y una indemnización de 30.000 euros a la joven de León por un delito de agresión sexual. Los miembros de ese primer tribunal afirmaron que la declaración de la denunciante era "firme y segura".

Ambas sentencias coinciden en que la víctima y el acusdo se conocieron durante la madrugada del 3 de febrero de 2017 en un establecimiento del Barrio Húmedo y se drirgieron al domicilio del hombre. La agresión sexual tuvo lugar en el interior del portal donde, según el testimonio de la víctima y los informes aportados, la forzó a mantener relaciones sexuales de forma violenta.

El acusado, en libertad

Sede del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León "Sede del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León"

Ahora, sin embargo, la Sala de lo Penal, encabezada por el presidente José Luis Concepción, ha firmado una sentencia por la que deja en libertad al hasta ahora condenado y admite como válido el recurso presentado por su defensa en abril de 2019.

El Tribunal ha alegado que existen dudas sobre la verosimilitud del testimonio de la víctima y afirma que el motivo de su denuncia podría haber sido la vergüenza por ser vista por sus amigos como "una chica cualquiera que se va con el primero que llega", según recoge textualmente la sentencia. Por el contrario, en los mensajes que la chica envió esa misma noche a sus amigos ya afirmaba que había sido violada.

La sentencia asegura, por otro lado, que "la denunciante tuvo a lo largo del periplo oportunidades bastantes para marcharse a su casa o volver al pub donde habían quedado sus amigos" y considera que la relación sexual fue deseada por ambas partes porque la mujer no se marchó del lugar.

Por ello, el Tribunal ha considerado que existen "importantes dudas acerca de la realidad o veracidad de las imputaciones". La Sala entiende que  "no se ha logrado desvirtuar eficazmente la presunción de inocencia del acusado" y, por ello, ha absuelto al acusado, al menos, hasta que se formalice un recurso por parte de la víctima y el Tribunal Supremo se formalice al respecto.

Comentarios