Buscar
Usuario

Ciencia

Así es 2019-nCov, el coronavirus mortal que se expande en China

Se han registrado al menos 217 casos en China, dos en Tailandia y otro en Japón. Las autoridades todavía desconocen el foco de infección.

Así es 2019-nCov, el coronavirus mortal que se expande en China

El 2019-nCov es un virus similar al SARS (síndrome respiratorio agudo y grave) que ha comenzado a extenderse por China, incluyendo Pekín. Las autoridades han registrado 217 casos de esta cepa de coronavirus y temen que pueda haber un estallido durante el Año Nuevo chino, ya que es una temporada repleta de viajes. En estos momentos, la cifra de personas contagiadas ya dobla a la de hace un mes en Wuhan.

Asimismo, ya han muerto cuatro personas en China, mientras que se han registrado otros dos casos en Tailandia y uno en Japón. Asimismo, varios medios coreanos han anunciado que una persona recién llegada de China también había dado positivo al nCov. Este aumento ha provocado que salten las alarmas.

No obstante, la Comisión Nacional de Salud de China ha informado de que ya han enviado grupos de trabajos con expertos a las provincias señaladas para supervisar las medidas de prevención de una posible epidemia. Por el momento, definen la situación como algo "controlable". 

Había más de 100 personas esperando en urgencias "Había más de 100 personas esperando en urgencias"

Sin embargo, el mismo 20 de enero había en el Hospital Xiehe de Wuhan más de 100 personas en urgencias, con una espera de entre tres y cuatro horas. Por otra parte, en un hospital de Pekín los pacientes se vieron obligados a llevar mascarillas y recibir formularios, ya que necesitaban saber si alguno había viajado a Wuhan.

En Wuhan los coronavirus se transmiten entre animales y seres humanos, por un mercado en el que supuestamente se vendía marisco vivo. Sin embargo, las autoridades afirman que, por el momento, no hay pruebas de que haya habido contagios entre humanos. Asimismo, se teme que se desconozca el número real de personas contagiadas. Xi Chen, profesor en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Yale mantuvo que la probabilidad de que haya habido transmisión entre humanos es alta, ya que el número de casos confirmados es alto. "Es difícil que todos estos casos vengan de animales en un solo mercado", alertó.

Un foco desconocido

El foco de la infección todavía no ha conseguido identificarse, por lo que las tareas de contención resultan más complicadas. Huanan, el mercado de mariscos en el que se supone que estalló, lleva cerrado desde el 1 de enero. Además, algunos de los diagnosticados no habían acudido a él.

"Lo que nos preocupa es el foco de la infección. No tenemos ni idea. Eso es lo más importante. Sin saberlo, y no lo sabemos, no podemos medir las consecuencias", declara Chen, que cree que no se realizan tantas pruebas como se debería por el precio de las mismas. Sin embargo, en Wuhan se han instalado controles de temperatura en el aeropuerto, estaciones de tren y de autobús, pero a partir del día 14, cuando el virus ya llevaba cinco semanas expandiéndose.

El virus se ha expandido durante cinco semanas hasta que se ha actuado contra él "El virus se ha expandido durante cinco semanas hasta que se ha actuado contra él"

Por otra parte, se ha pedido a los habitantes de Wuhan que no hagan declaraciones a los medios, mientras que la policía del estado en Weibo anunció que había gente difundiendo información falsa en internet y "generando un impacto social adverso". El Global Times, periódico estatal, declaró en un editorial que "cuando comenzó el SARS hubo encubrimiento, se retrasó la cobertura. Eso no puede volver a suceder en China".

El virus

El 2019-nCov es un nuevo cornavirus del que no se tenía constancia. Procede de animales, probablemente de mariscos, ya que gran parte de los infectados trabajaban o compraban frecuentemente en el mercado de mariscos de Huanan. 

Los síntomas del virus son principalmente fiebre, tos y dificultades respiratorias. Es una neumonía vírica, por lo que los antibióticos no tienen ningún efecto. Pueden utilizarse medicamentos antivirales, aunque únicamente disminuyen la gravedad.

Asimismo, se cree que la transmisión de persona a persona es una posibilidad real, aunque no ocurre fácilmente. Las autoridades ya han reconocido al menos 217 casos, aunque desde el Imperial College mantienen que podría haber más de 1.700. Para evitar el riesgo de contagio, la OMS recomienda que evitemos el contacto cercano con personas que padezcan estas infecciones y también con animales, ya sean de granja o salvajes, estén vivos o no. No hay ninguna medida específica más allá de las ya conocidas: cubrirse la boca y nariz al toser, estornudar con pañuelos desechables y lavarse las manos.

Sin embargo, a pesar de que se teme que el virus cruce más fronteras, se considera muy baja la probabilidad de que el nuevo cornavirus llegue a España, ya que no disponemos de aeropuertos con conexión directa a Wuhan y no es un destino turístico frecuente. Sin embargo, habrá un incremento de viajeros a lo largo de estas semanas, debido al Año Nuevo chino, pero si hubiera un caso importado en España, se considera "muy bajo" el impacto para la salud pública, ya que la transmisión de persona a persona sería muy limitada.

Artículos recomendados

Comentarios