Buscar
Usuario

Cine

10 títulos para introducirse en el cine clásico

Un recorrido desde los años 30 a los 60 por algunos de los títulos imprescindibles del Hollywood clásico.

10 títulos para introducirse en el cine clásico

Con más de un siglo de existencia, el cine y su estudio sucumbió hace ya muchos años a su catalogación en base al periodo en el que sus producciones fueron llegando, algo que tanto para los historiadores del cine como para la crítica, ha servido tanto para construir teorías, como para diseccionarlo y poder realizar un estudio a fondo del mismo.

Entre los años 10 (con la etapa muda aún presente) y principios de la década de los 60, la producción que se llevó a cabo en Estados Unidos pasó a ser denominada, con el tiempo, como la época dorada de Hollywood, o la que fue precursora del cine moderno que llegaría con la renovación del sistema de los estudios y los nuevos directores que empezaron a despuntar hacia finales de los años sesenta.

Así es como el cine clásico, el que tanto ha dado a la concepción de los arquetipos y que ha supuesto una de las bases fundamentales para el estudio del séptimo arte, sigue siendo ya iniciada la nueva década del siglo XXI, fuente de información, reestudio y redescubrimiento para aquellos que se quieren iniciar en la teoría y la crítica cinematográficas. Es por ello, que en el presente artículo escogemos diez títulos imprescindibles para neonatos en el cine clásico, y con los que poder empezar a navegar en todo su abanico de posibilidades, el cual sigue lleno de joyas a las que el paso del tiempo ni siquiera ha desgastado.

1 'El Mago de Oz'

'El Mago de Oz', de Victor Fleming "'El Mago de Oz', de Victor Fleming"

Estrenada en 1939 en exquisito Technicolor, Victor Fleming fue el responsable de dirigir 'El Mago de Oz'. O al menos, fue el principal director, pues tuvo que dejar sin finalizar el trabajo por problemas surgidos en 'Lo que el viento se llevó' (de la que también se encargó), teniendo que finalizar el proyecto King Vidor.

Basada en 'El maravilloso mundo de Oz' de L. Frank Baum, contó con Judy Garland en el papel de Dorothy Gale, una niña de Kansas que será transportada junto a su perro Toto hasta Oz, después de que su casa haya sido levantada por un tornado. Una vez allí, y habiéndose ganado como enemiga a la Malvada Bruja del Oeste (Margaret Hamilton), Dorothy deberá seguir el camino de adoquines amarillos hasta llegar a Ciudad Esmeralda, donde el Mago de Oz de ayudará a regresar a Kansas. En su travesía, se topará con Hombre de Hojalata, Espantapájaros y León Cobarde.

Convertida casi ipso facto en un musical de culto, y tras seis nominaciones al Oscar (incluyendo la Mejor Película), 'El Mago de Oz' consiguió sendas estatuillas: la de Mejor Canción por 'Over the Rainbow', y la de Mejor Banda Sonora.

2 'Ciudadano Kane'

'Ciudadano Kane', de Orson Welles "'Ciudadano Kane', de Orson Welles"

Era 1941 cuando Orson Welles estrenaba 'Ciudadano Kane', su debut en el largometraje tras haber dirigido algunos cortos, con el cual se consagraría como uno de los cineastas más influyentes de todos los tiempos, siendo incluso considerado por la Academia de Hollywood en las categorías de Mejor Director y Mejor Actor.

El film, considerado de culto casi desde su estreno, lograría el Oscar al Mejor Guion Original, co-escrito entre Welles y Herman J. Mankiewicz, y lleva desde entonces copando las listas de las consideradas como las mejores películas de la historia del cine, siendo esta una profundización en el mundo del periodismo, el cual se desgranará cuando se inicie una investigación tras el fallecimiento de un magnate de los negocios, Charles Foster Kane, quien en su lecho de muerte pronuncia unas enigmáticas palabras: "Rosebud".

3 'Casablanca'

'Casablanca', de Michael Curtiz "'Casablanca', de Michael Curtiz"

"Siempre tendremos París" acabó por convertirse en una de las frases míticas (entre otras) que en 1942 transcendieron más allá de la pantalla, convirtiendo el imaginario y los personajes propuestos por 'Casablanca' en parte de la cultura popular de varias generaciones.

Dirigida por Michael Curtiz y protagonizada por Humphrey Bogart e Ingrid Bergman, estos acabarían siendo una de las más icónicas parejas del drama romántico de todos los tiempos, encumbrando este título en el que varios personajes se cruzarán en Casablanca huyendo del nazismo. Un melodrama no exento de épica, ganador de los Oscar a Mejor Película, Director y Guion Adaptado.

4 'Laura'

'Laura' de Otto Preminger "'Laura' de Otto Preminger"

No sería lógico hablar de cine negro sin tener en cuenta una de las obras maestras del género: 'Laura', dirigida por Otto Preminger y estrenada en 1944. Ganadora del Oscar a la Mejor Fotografía en Blanco & Negro, en ella nos encontramos con un relato casi fantasmagórico sobre la Laura del título, el principal motor de la trama.

Dana Andrews interpretó al detective Mark McPherson, el encargado de investigar acerca del extraño fallecimiento de Laura Hunt, quien fue encarnada por Gene Tierney, y que aparecería muerta en su apartamento. La investigación, irá conformándose a través de una serie de puzzle compuesto por los recuerdos de todos aquellos que la conocían, convirtiéndose en objeto del deseo y fuente de obsesiones para McPherson, quien no puede quitarse de la cabeza el retrato de la señora Hunt adornando una de las paredes de esa casa repleta de secretos.

5 'El crepúsculo de los dioses'

'El crepúsculo de los dioses', de Billy Wilder "'El crepúsculo de los dioses', de Billy Wilder"

Tras 11 nominaciones al Oscar, puede parecer hasta insultante que 'El crepúsculo de los dioses' (o 'Sunset Blvd.', según su título original) solo consiguiese las estatuillas a Mejor Guion, Mejor Dirección Artística en B/N y Mejor Banda Sonora, aunque si tenemos en cuenta que la gran triunfadora de aquella noche fue 'Eva al desnudo'.

Gloria Swanson fue quien interpretó a Norma Desmond, una antigua estrella de cine mudo que quiere regresar a la palestra. Corría el año 1950 y el director Billy Wilder y la propia industria de Hollywood ya hacían reflexión en torno al star system y a lo efímera de la fama, iniciando la trama con ese mcguffin tan imitado e icónico como lo fue la aparición del cadáver de un guionista en una piscina.

6 'Rebelde sin causa'

'Rebelde sin causa', de Nicholas Ray "'Rebelde sin causa', de Nicholas Ray"

Nicholas Ray, uno de los cineastas clave del Hollywood clásico, dirigió a James Dean en su cuarto (y penúltimo) trabajo como actor, el cual ayudó a incrementar el estatus de leyenda de uno de los iconos pop más relevantes de la historia del cine.

'Rebelde sin causa' convertía a Dean en Jim Stark, un joven problemático a quien conoceremos en una comisaría de policía, detenido en estado de embriaguez junto a Judy (Natalie Wood) y John 'Platón' Crawford (Sal Mineo), con quienes comparte el mantener una turbulenta relación con sus familiares. Mineo y Wood fueron nominados al Oscar en la categoría de secundarios, y Dean tuvo que conformarse con el reconocimiento de los BAFTA, nominándole en 1956 al Mejor Actor Extranjero. 

7 'El apartamento'

'El apartamento', de Billy Wilder "'El apartamento', de Billy Wilder"

Billy Wilder escribió y dirigió en 1960 'El apartamento', ganadora de cinco Oscar, incluyendo Mejor Película, Mejor Dirección y Mejor Guion Original, y la cual pasaría a ser peli de culto de esa etapa de Hollywood y uno de los clásicos incontestables del cine navideño de todos los tiempos.

En ella, Jack Lemmon interpreta C.C. Baxter, el empleado de una compañía de seguros cuya situación en la empresa en la que trabaja tiene posibilidad de cambiar cuando conozca a Fran Kubelik, una ascensorista interpretada por Shirley MacLaine, que además es la amante de Sheldrake (Fred MacMurray), uno de sus jefes y a quien Baxter presta ocasionalmente su apartamento en Manhattan para sus escarceos amorosos.

8 'Psicosis'

'Psicosis', de Alfred Hitchcock "'Psicosis', de Alfred Hitchcock"

Ya en el último tramo de su carrera, Hitchcock dirigió una de las películas que pasarían a ser piedra angular para todo un género, convirtiendo 'Psicosis' en el thriller de terror que serviría como preludio al futuro slasher, y haciendo de su plot twist uno de los más imitados y recordados de todos los tiempos.

Basada en la novela homónima de Robert Bloch, nos presentó a Anthony Perkins como Norman Bates, el dueño de un motel de carretera al que irá a parar Marion Crane, una Janet Leigh recién iniciada en el robo de guante blanco, quien pronto verá como su supuesto protagonismo en la historia quedará erradicado cuando decida darse una ducha. En ese momento, la furia de la señora Bates se desatará e iniciará una pesadilla que quedó grabada en el imaginario colectivo de generaciones y generaciones de espectadores.

9 'Lawrence de Arabia'

'Lawrence de Arabia', de David Lean "'Lawrence de Arabia', de David Lean"

Dirigida por David Lean, en 1962 'Lawrence de Arabia' arrasaba en los Oscar al lograr siete estatuillas, incluyendo las de Mejor Película y Mejor Director, y pasando a ser uno de los títulos épicos que sentaron cátedra.

Llevando la acción hasta El Cairo en plena Primera Guerra Mundial, en ella Peter O'Toole fue T.E. Lawrence, un oficial británico que, tras ser enviado a realizar una campaña en el desierto, se convertirá en un héroe para los habitantes del lugar, dejando clara que su misión en el desierto es algo para lo que parece haber nacido, dejando a un lado las intenciones de sus superiores.

10 '¿Qué fue de Baby Jane?'

'¿Qué fue de Baby Jane?', de Robert Aldrich "'¿Qué fue de Baby Jane?', de Robert Aldrich"

Inspirada en la novela de Henry Farrell, Robert Alrich consiguió reunir en 1962 a dos estrellas de Hollywood en horas bajas, cuyos nombres no eran otros que los de Bette Davis y Joan Crawford, quienes acabaron siendo el verdadero alma de '¿Qué fue de Baby Jane?'.

A modo de drama psicológico, su historia nos presentaba a dos niñas estrellas del cine, Blanche y Jane Hudson. La carrera de la primera se truncará cuando, por culpa de un accidente, quede postrada en una silla de ruedas. Al cuidado de su hermana, su vida se convertirá en un infierno donde el maltrato y las vejaciones se suceden sin parar, dando pie a una pesadilla grandguiñolesca que acabó coronada como uno de esos títulos de terror que impactaron al público de la época, cuya leyenda creció por el constante enfrentamiento entre Crawford y Davis detrás de las cámaras.

Artículos recomendados

Comentarios