El corto que hará que te cuestiones si alguna vez has sido violada por tu pareja

El corto que hará que te cuestiones si alguna vez has sido violada por tu pareja

La actriz francesa Chloé Fontaine ha dedicado un corto para que tanto hombres como mujeres entiendan que un 'no' no es un 'si' para mantener una relación.

Cine María Pérez García María Pérez García 24 Febrero 2017 17:47

'¿Qué pasa que ya no me quieres?' Una frase tan inocente, que hasta puede parecer dulce, esconde uno de los chantajes más sibilinos de los que son sometidas las mujeres. Normalmente, esta frase suele ser utilizada en un contexto fijo: el hombre quiere mantener una relación sexual pero la mujer se niega. Ante esta negativa, el hombre coaaciona a la mujer  para forzarla a una situación a la que no quiere llegar, el acto sexual.

Sin embargo, a ojos de muchas personas esto no es más que una situación cotidiana, que se repite día tras día. De hecho, cada vez es más común escuchar frases como 'se puso pesado y al final acabé haciéndolo para quitármelo de encima'. Pensamos que es algo normal, pero no somos conscientes de que utilizar la extorsión para conseguir lo que se quiere, o directamente desoír la opinión de tu pareja, no es otra cosa que una violación

Un 'no' es suficiente "Un 'no' es suficiente"

El problema está en que no sabemos determinar con precisión el concepto de violación, ya que normalmente se asocia directamente con la violencia física. No obstante, la ley marca un límite muy claro para establecer qué actos suponen una violación: cuando alguien dice 'no', cuando se está perpetrando una relación no consentida

A pesar de ello, muchas mujeres continúan pensando que ceder ante las pretensiones de sus parejas es una obligación, pues se sienten en el deber de 'hacerles felices'. Para evitar que esto siga sucediendo, la actriz francesa Chloé Fontaine ha decidido ilustrarlo en un corto. Ella misma se ha puesto en la piel de ambas partes, al escribir el guión, pero tan solo ha dado vida a una de ellas, la mujer. Para desarrollar la secuencia contó con la ayuda del realizador Victor Habchy y finalmente, el corto veía la luz bajo el título de 'Soy ordinaria', en referencia a lo común que puede llegar a ser esta escena. 

Cuando decimos que se ha puesto en la piel de ambas partes es para lograr entender que ni ellos ni ellas piensan que es una agresión. La educación y la concienciación no solo debe de caer en las mujeres, también se debe enseñar a los hombres a cómo se deben afrontar estas situaciones. No se puede realizar una campaña de sensibilización si se olvida a uno de los agentes principales. Se debe enseñar a las mujeres a reconocer cuando han sido violadas y se debe enseñar a los hombres a no violar. Instaurar una cultura del respeto mutuo y propio

Irreversible

Que el novio del corto quiera ver 'Irreversible' no es cosa del azar. Esta controvertida cinta de Gaspar Noé ilustra una de las violaciones más explícitas de la historia del cine. Durante nueve minutos, y sin cortes, vemos como Monica Belluci es agredida brutalmente mientras atraviesa un túnel. 

Cartel del filme de Noé, 'Irreversible' "Cartel del filme de Noé, 'Irreversible'"

En ambas piezas audiovisuales se representa una misma cosa, una violación, aunque hay una diferencia, en 'Irreversible' la decisión sobre ella es unánime y en 'Soy ordinaria' muchos no verán una agresión. Sin embargo, esta está presente en ambas, en la primera de una forma mucho más explícita y brutal y en la segunda más psicológica, aunque enllas dos es igual de dolorosa

Este es precisamente el dogma que pretende impartir la activista Pamela Palenciano, a través de su monólogo 'No solo duelen los golpes', donde relata cómo fue consciente de que lo que le sucedió con 13 años fue una violación.  

Según la frase que reza al final de 'Irreversible', el tiempo lo destruye todo. No dejemos que por no identificar una violación a tiempo, muchas mujeres acaben destrozando sus vidas. 

Comentarios