Las violaciones con burundanga aumentan cada día en España

Las violaciones con burundanga aumentan cada día en España

En España se producen cerca de 1.200 violaciones anuales, de las cuales un 30% se llevan a cabo con drogas de por medio.

Vida Maribel Baena Maribel Baena 23 Enero 2017 10:30

En el año 2015, en España, tuvieron lugar un total de 1.227 violaciones, según recoge La Información. Este no es el dato que aparece como oficial, pero esto es por una sencilla razón: se toman como oficiales las violaciones en las que intermedia una denuncia, pero, en muchas ocasiones, las víctimas optan por no denunciar. Por miedo, por vergüenza, por temor a las represalias... Sea por lo que sea, muchas veces las agredidas prefieren mantenerse calladas y tratar de olvidar el asunto lo más rápido posible.

No se conocen aún los datos oficiales del año 2016 pero, desgraciadamente, se espera que el número, lejos de haberse reducido, haya aumentado. Las denuncias continúan siendo pocas respecto al número total de violaciones, pero no se debe culpabilizar a las víctimas, no se las debe acusar de no denunciar. Sufrir una violación, con todos los traumas psicológicos y físicos posteriores, ya es de por sí lo suficientemente grave como para que, además, se las tenga que responsabilizar de no denunciar. Hay que proporcionar a las agredidas las herramientas suficientes, así como la información necesaria, para que puedan denunciar sin que esto suponga un trauma añadido en su vida. Solo de esta forma se conseguirá que denuncien sin miedo; y, aún así, habrá quien prefiera olvidar antes que tener que enfrentarse a un interminable juicio.

Burundanga, una droga cada vez más usada "Burundanga, una droga cada vez más usada"

Si estos datos ya son, de por sí, lo suficientemente preocupantes, hay que sumar que según los datos que han recogido desde La Información, más del 30% de estas violaciones se realiza con algún tipo de droga de por medio. La droga más utilizada para las violaciones es la burundanga. Según los investigadores, una violación diaria tiene de por medio el uso de este etupefaciente.

Es difícil denunciar una violación donde el agresor ha utilizado burundanga, puesto que los efectos de esta droga provocan amnesia posterior, así como una fuerte desorientación. Normalmente, la mujer se despertará sin saber cómo ha llegado hasta ahí, con la sensación de haber bebido demasiado. El problema es que es una droga que el organismo elimina muy rápidamente y, aunque acuda al hospital, puede ser demasiado tarde. Aunque ese no es el único: debido a la sumisión que provoca la burundanga, las víctimas no suelen resistirse de forma violenta, con lo cual no quedan lesiones físicas palpables que puedan llegar a demostrar la violación. Si a esto le sumamos que las agredidas suelen tardar bastante tiempo en acudir a urgencias, tenemos la fórmula perfecta para que las agresiones pasen desapercibidas, y para que los violadores no entren en la cárcel. Y esto es lo más preocupante de la situación.

La burundanga, una droga que se debe conocer

El inconveniente principal es que hay quien todavía no sabe de la existencia de la burundanga. Al no saber que esto existe ni conocer los efectos secundarios, muchas mujeres pueden llegar a desconocer qué es lo que les ha sucedido, y esto acaba propiciando que no acudan al hospital.

La burundanga es una droga capaz de actuar en pocos minutos, anulando totalmente la voluntad de la víctima. Se conoce también como escopolamina, y, antiguamente, se usaba en rituales chamánicos y en actos de brujería. Se extrae de una planta llamada Datura Estramonio, con alta presencia en España y en América Latina. En principio, su uso debería ser tan solo relajante. No obstante, si esta planta se mezcla con los químicos apropiados, acaba generando la burundanga. Actualmente, lo preocupante es que está siendo administrada en las discotecas y pubs a mujeres que, posteriormente, serán agredidas sexualmente por los hombres que les han introducido la droga sin que ellas lo sepan.

Las violaciones con burundanga aumentan cada vez más "Las violaciones con burundanga aumentan cada vez más"

Es una droga totalmente inodora, con lo cual es muy sencillo introducirla en cualquier tipo de comida o bebida, incluso a través de un pañuelo colocado estratégicamente en la nariz. Se absorbe muy rápidamente, y su efecto es prácticamente inmediato; a las tres horas justas tras haberla ingerido es su punto álgido. Es en este momento cuando los agresores aprovechan para violar a las víctimas. La víctima, en un primer momento, no parece drogada, y eso es lo que hace que la burundanga sea tan difícil de reconocer. La mujer parecerá estar tal y como estaba en un primer momento. No obstante, la víctima ya no tendrá ningún tipo de voluntad, con lo cual le será muy difícil decir que no a su agresor, pese a que no quiera mantener relaciones sexuales con él.

Hay agresores que han llegado a justificarse, señalando que la víctima en ningún momento dijo que no. No dijo que no, por supuesto, pero porque no se encontraba en condiciones de poder decirlo. Tampoco dijo que sí, y la ausencia de un sí siempre será un no. Y, recordad: la principal causa de las violaciones no son las faldas cortas, o las jóvenes que salen de fiesta, sino los violadores.

Comentarios