Buscar
Usuario
<< >> Washington se blinda para la toma de posesión de Joe Biden en un dispositivo sin precedentes

Foto del día

Washington se blinda para la toma de posesión de Joe Biden en un dispositivo sin precedentes

Las autoridades buscan evitar a toda costa cualquier tipo de incidente tras el asalto al Capitolio vivido el pasado 6 de enero por los seguidores de Donald Trump.

Cordonpress

Martes, 19 de Enero de 2021

¿Por qué es la foto del día?

La capital de Estados Unidos, Washington DC, se ha blindado por completo ante la toma de posesión del próximo presidente del país, el demócrata Joe Biden, que se producirá este miércoles 20 de enero. Las autoridades quieren evitar incidentes después de que cientos de seguidores del mandatario saliente, Donald Trump, asaltaran el Capitolio el pasado día 6, causando 5 muertos.

Para evitar cualquier incidente, la Guardia Nacional ha desplegado un dispositivo compuesto por 25.000 soldados armados con fusiles, más del doble de las tropas desplegadas en Afganistán, Irak y Siria. Todos patrullan Washington y han establecido controles militares (checkpoints) en las calles cercanas al Capitolio.

El National Mall, la famosa explanada donde se concentran multitudes de personas para asistir al traspaso de poderes en Estados Unidos y donde se encuentran los monumentos más emblemáticos, permanecerá cerrado y tan solo los medios de comunicación y el personal de seguridad tendrá acceso.

Además, el edificio del Congreso estará rodeado de una valla con concertinas para evitar el paso de cualquier persona ajena al dispositivo bajo cualquier concepto. También se han cerrado una docena de estaciones de metro y se ha restringido el tráfico en numerosas calles del centro de la ciudad, donde se han erigido vallas y se han colocado bloques de hormigón.

La alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, ha pedido a los ciudadanos que se queden en sus casas el miércoles y las autoridades federales, responsables de la zona monumental entre el Capitolio y la Casa Blanca, ha advertido que cualquier intento de penetrar en las zonas restringidas será respondido con fuerza.

El FBI, mientras tanto, investiga incluso a los propios efectivos de la Guardia Nacional y a los policías desplegados en el dispositivo de seguridad. La inteligencia estadounidense no quiere repetir todos los errores cometidos el pasado 6 de enero, después de que la Fiscalía haya recopilado pruebas de que algunos de los participantes del asalto buscaban "capturar y asesinar" a representantes políticos.

Artículos recomendados

Comentarios