Buscar
Usuario

Ciencia

Vuelven las restricciones más severas a Europa: las medidas aplicadas en pleno repunte de contagios

Europa teme, sobre todo, la 'pandemia de los no vacunados' y ya se aplican cierres de negocios como hostelería, toques de queda o confinamientos.

Vuelven las restricciones más severas a Europa: las medidas aplicadas en pleno repunte de contagios Vuelven las restricciones más severas a Europa: las medidas aplicadas en pleno repunte de contagios

Foto: Envato Elements

El repunte de contagios de coronavirus vivido en Europa está siendo el inicio de la aplicación de nuevas restricciones que pocos veían probables tras la campaña de vacunación. Pero no hay que olvidar que el virus no ha desaparecido y que algunos países del centro y este de Europa viven ahora su peor ola desde el comienzo de la crisis.

Las mayores incidencias se registran en los países con menor tasa de vacunación. Por ello, las autoridades alemanas han bautizado a la crisis como la "pandemia de los no vacunados". De hecho, el virólogo más conocido del país germano, Christian Drosten, aseguró que hay que discutir nuevas restricciones que se esperaba "haber podido dejar atrás".

Muchos países están a punto de tomar medidas. Entre ellas, aplicar toques de queda nocturnos para los no vacunados, cierre de bares y restaurantes e incluso la aplicación de confinamientos, aunque solo para los no vacunados, una medida que ya ha anunciado Austria.

Todo sucede porque los servicios sanitarios de muchos países se encuentran especialmente saturados. En Rumanía o Bulgaria, las muertes diarias por la enfermedad ya superan a las olas precedentes. Son países en los que la gran mayoría de ciudadanos todavía no están vacunados.

En este escenario, cabe destacar que muchos países de Europa tienen todavía tasas de vacunación bajas, que llega el frío y el mal tiempo, que se hace más vida en interiores y que las restricciones previas se han relajado sensiblemente.

Restricciones

Ya se están aplicando todo tipo de medidas. Alemania, por ejemplo tiene cifras récord de contagios en toda la pandemia que ya se hacen notar en las urgencias y la llegada de nuevos pacientes a las unidades de cuidados intensivos. Sajonia, por ejemplo, solo acepta vacunados o recuperados en la hostelería, una medida que ahora se extiende hasta Berlín.

En Países Bajos, por su parte, se ha recuperado la distancia de seguridad de 1,5 metros. Además, se adelanta a las ocho de la tarde el horario de cierre de la hostelería. Las tiendas no esenciales, por su parte, deben cerrar a las seis. Tampoco se permiten encuentros deportivos con público.

Austria, también, endurecerá las medidas. Es el país que ha ordenado el confinamiento de personas no vacunadas, que solo podrán salir para realizar compras o actividades esenciales. El país está vacunado al 65%.

Hungría también endurece medidas. Se ha recuperado la obligatoriedad de la mascarilla en el transporte público y los hospitales restringen otra vez las visitas. Además, los empleadores pueden exigir la inmunización de sus trabajadores, que si no pueden ser dados de baja sin sueldo. Si pasado un año siguen sin vacunarse y la medida de emergencia sigue en vigor, perderían su puesto.

Rumanía, además, ha instaurado el toque de queda de ocho de la tarde a cinco de madrugada para no vacunados y obliga a presentar el pasaporte covid para acceder a los lugares públicos cerrados. Los no vacunados tienen prohibido entrar en establecimientos no esenciales, mientras que los bares, restaurantes y tiendas deben cerrar antes de las nueve de la noche. Las autoridades también han dado dos semanas de vacaciones a los niños para intentar reducir los contagios. Rumanía es el país de la UE que menos PIB dedica a sostener su sistema sanitario, algo que ha influido enormemente en la salida de la pandemia.

Bulgaria, el país más pobre de la UE, mantiene una situación muy complicada. Tiene 200 muertes diarias de media en una población de casi siete millones de habitantes. Los expertos achacan la mala gestión a la ausencia de Gobierno, en medio de una fuerte crisis política. Apenas el 23% de la población tiene pauta completa. El país ha pedido ayuda a la UE para activar el mecanismo de protección civil para recibir equipamiento, entre otros aspectos, oxígeno, respiradores y camas.

Eslovaquia, con una de las tasas más precarias de vacunación, ha obligado a tomar medidas contundentes. La mitad del país ya tiene los hoteles, bares y restaurantes cerrados; así como los gimnasios, saunas o spas. Las mascarillas son obligatorias también en exteriores y no se permite la reunión de más de 100 personas en el mismo lugar.

Los países nórdicos también se preparan. Dinamarca eliminó todas las restricciones a principios de septiembre y ahora vive el inicio de su tercera ola, por lo que va a recuperarlas: pasaporte covid en bares, restaurantes, discotecas o eventos multitudinarios. También los empresarios pueden pedir prueba de vacunación, curación o prueba negativa.

Artículos recomendados

Comentarios