Buscar
Usuario

Economía

Vuelve "la era soviética" a Rusia tras la marcha de las multinacionales

El país ha tenido que volver a algunos de los productos que más parecen de la URSS que de una Rusia del siglo XXI.

Vuelve "la era soviética" a Rusia tras la marcha de las multinacionales Vuelve "la era soviética" a Rusia tras la marcha de las multinacionales

Foto: Envato Elements

Con la invasión de Ucrania, muchas de las compañías multinacionales han querido manifestar su rechazo a Rusia con su marcha. Por ello, el presidente Vladimir Putin ha tenido que echar mano de los libros de Historia para recordar cómo sobrevivía Rusia durante el aislamiento internacional.

McDonald's, Ikea, Starbucks o Renault son algunas de las empresas que han abandonado Rusia tras el comienzo de la invasión. La mayor parte de ellas son marcas occidentales que se han posicionado a favor del bando ucraniano y, sobretodo, a favor de la paz.

Por ello, Rusia se ha visto obligada a tener que sustentarse con sus marcas nacionales, gran parte de ellas, propias de la era soviética. En el país ha pasado a haber dos opciones: o tiendas nacionales abiertas u otras que mantienen la esencia de las multinacionales occidentales... pero con un nombre distinto para evitar problemas de derechos de marca. Asimismo, otras marcas se han excusado, como es el caso de Nike, alegando que son una franquicia.

Vuelta al coche Moskovitch

Como hemos comentado, una de las marcas que ha decidido marcharse de Rusia ha sido Renault. La marcha de esta famosa empresa automovilística ha obligado al país a tirar de viejas compañías de coches que aún operan en Rusia. Una de ellas ha sido la antigua marca del mítico Moskovitch soviético. Esta marca vivió una época dorada en los años 60 y 70 y físicamente se asemejaban a los Seat 600 que había en España.

Renault no ha sido la única marca automovilística mundial que ha abandonado el país y su marcha también ha generado un nuevo inconveniente: la escasez de piezas de recambio. Con la anulación total del comercio con Rusia, todos los ciudadanos del país que tengan algún problema con su vehículo, probablemente tendrán que dejarlo para el arrastre, porque las reparaciones que necesitarán no llegarán.

Coolcola

Sin duda, una de las estrategias que más memes ha generado en las redes sociales a sido la de sustituir los nombres de marcas famosas por otros para esquivar las demandas. La salida de la marca Coca Cola, la que en su momento fue casi un símbolo de reconciliación entre Estados Unidos y Rusia, ha impactado duramente al país.

Por ello, el Gobierno ruso ha creado una aternativa para reemplazarla: CoolCola. Asimismo, la marca Fanta (propiedad de Coca Cola) ha pasado a llamarse Fancy.

Esta "rusificación de bebidas" resulta cómica cuanto menos. La empresa encargada de ellas es ahora Ochakovo, que dice ser "100% madre in Rusia". Y parece que esa será la tónica general en el país a este paso.

Artículos recomendados

Comentarios