Buscar
Usuario

Economía

McDonald's dice adiós al mercado ruso después de 30 años en el país

"Nuestro compromiso con nuestros valores hace que ya no podamos mantenernos allí", declara el director ejecutivo de la compañía de comida rápida.

McDonald's dice adiós al mercado ruso después de 30 años en el país McDonald's dice adiós al mercado ruso después de 30 años en el país

Foto: Pixabay

No es una sorpresa que a muchas empresas no les haya hecho gracia la forma de actuar de Vladímir Putin. La invasión a Ucrania ha supuesto un duro golpe para el mercado ruso, que se ha visto aislado y abandonado por el resto del mundo de la noche a la mañana. Si bien es cierto que Rusia nunca ha sido muy partidaria del capitalismo europeo y estadounidense, ha alimentado sus arcas, como muchos los países, gracias a muchas empresas importantes extranjeras.

Una de las empresas que llegó con más fuerza a Rusia fue McDonald's. La compañía de comida rápida había estado operando en el país desde hacía ya 32 años y alimentando a la población rusa con sus ricas hamburguesas... hasta hoy. El pasado lunes, McDonald's comunicó que abandonará el mercado ruso y venderá el negocio en todo el país.

¿Por qué se va McDonald's de Rusia?

Según ha explicado el grupo empresarial en un comunicado, el motivo es claro: la invasión de Ucrania por parte de Rusia no les ha gustado nada. Y la forma de castigar a Rusia y mostrar su repulsión por la decisión de Vladímir Putin ha sido abandonar el país y borrar toda asociación de la marca McDonald's en el territorio ruso.

"La crisis humanitaria provocada por la guerra en Ucrania y el entorno impredecible para operar allí han llevado a McDonald's a concluir que el negocio en Rusia ya no es sostenible, ni es consistente con los valores de McDonald's", explicó la compañía de comida rápida en el comunicado. En marzo de este año ya anunció el cierre temporal de sus restaurantes y parece que no volverán a abrir.

Mujer comiendo patatas de McDonald's Mujer comiendo patatas de McDonald's, imagen de sustitución
Mujer comiendo patatas de McDonald's Pixabay

Esta decisión supondrá un cargo de 1.200 millones a 1.400 millones de dólares para la empresa. Esto repercutirá en dar de baja a todos los trabajadores del país. Chris Kempczinski, presidente ejecutivo de la compañía, comentó respecto a esto: "Estamos orgullosos de los 62.000 empleados que trabajan en nuestros restaurantes, junto con los cientos de proveedores rusos que apoyan nuestro negocio, y nuestros franquiciados locales. Sin embargo, tenemos un compromiso con nuestra comunidad y debemos permanecer firmes en nuestros valores".

Restaurantes a la venta

Los locales de McDonald's ya están a la venta. La única condición es que no podrán mantener ni su nombre, marca, logotipo ni menú. Se espera que los empleados de McDonald's Rusia sigan cobrando hasta el cierre de cualquier transacción y que puedan mantener su empleo con el cambio de comprador.

El grupo planea abrir 1.300 restaurantes durante el año, que aporten un 1,5% de crecimiento a las ventas. Con ello pretenden recuperar una parte de la pérdidas que tendrán tras su salida de Rusia. Igualmente, McDonald's no es la única empresa que ha tomado esta decisión. Cerrar la puerta a un mercado como el ruso no es tarea fácil y, aún así, muchas empresas occidentales han anunciado su salida definitiva del país. Es el caso, por ejemplo, de las empresas españolas de Mango, Tous o Porcelanosa.

Restaurante de McDonald's en Hong Kong Restaurante de McDonald's en Hong Kong, imagen de sustitución
Restaurante de McDonald's en Hong Kong Envato

Rusia intenta sustituir a McDonalds

Con el cierre de los locales de McDonald's en marzo, Rusia provó con una solución un tanto curiosa. Abrió una cadena de restaurantes bajo el nombre de "Tío Vania" con el logo de una B (la inicial de Vania en ruso). Solo con ver la imagen del logotipo era evidente el intento de Rusia de asemejarse lo más posible a McDonald's sin caer en problemas legales con la compañía.

Y es que, como solución a toda esta "fuga de empresas", Vladimir Putin anunció su intención de crear un plan para nacionalizar las empresas extranjeras que han abandonado el país. "Habrá que introducir la gestión externa y luego transferir estas empresas a los que quieren trabajar", afirmó. Buena forma de poner un parche a un barco que hace aguas.

Artículos recomendados

Comentarios