Buscar
Usuario

Política

VOX impide la declaración institucional del Congreso para condenar la marcha neonazi de Chueca

El partido de extrema derecha propuso un texto alternativo que rechazara el uso de la etiqueta "fascista" para referirse a la formación.

VOX impide la declaración institucional del Congreso para condenar la marcha neonazi de Chueca VOX impide la declaración institucional del Congreso para condenar la marcha neonazi de Chueca

Foto: GTres

El Congreso no ha sido incapaz de sacar adelante una declaración institucional para condenar la manifestación neonazi que recorrió el centro de Madrid, desde la plaza de Chueca a la Puerta del Sol, el pasado sábado 18 de septiembre, al grito de "fuera maricas de nuestros barrios". ¿Y por qué no ha sido posible? Para sorpresa de nadie, VOX lo ha bloqueado.

La unanimidad es indispensable para que las declaraciones institucionales prosperen en la Cámara Baja, por lo que la negativa de VOX ha bastado para impedir que el Congreso condene la manifestación neonazi a través del texto propuesto por Unidas Podemos.

La declaración rechazada por el partido de extrema derecha alertaba de que "es de una profunda falta de normalidad democrática que expresiones de odio y símbolos propios de una ideología genocida y reprobada por la historia global se expresen con virulencia y agresividad contra vecinas y vecinos, independientemente de su orientación sexual, identidad de género u origen".

"Frente a estas actitudes intolerantes e intolerables, el Congreso de los Diputados quiere mostrar el orgullo hacia la diversidad sexual y de género y el compromiso de seguir haciendo de España uno de los países más comprometidos con los derechos de las personas LGTBI y migrantes del mundo", planteaba igualmente el texto vetado por VOX. El escrito, además, enviaba el "abrazo solidario" del Congreso "a todas las personas que, ante lo ocurrido el pasado sábado 18 de septiembre en Chueca, sintieron miedo", y trasladaba el "compromiso" de la Cámara Baja "con la defensa de los Derechos Humanos".

"Escuchar expresiones vejatorias y amenazantes hacia los colectivos LGTBI o hacia las personas migrantes tales como 'Fuera maricones de nuestros barrios', 'Fuera sidosos de nuestros barrios' o 'Tú no eres español porque no eres blanco' resulta inaceptable en una democracia consciente de que la defensa de los Derechos Humanos es un valor que nos rige y que debe ser respetado", continuaba el texto que no ha gustado a los de Santiago Abascal.

La declaración institucional fallida pretendía también que el Congreso declarase "solemnemente que todas las instituciones públicas, así como los medios de comunicación y las personas con relevancia pública, tienen la obligación moral y democrática de rechazar con toda contundencia estos discursos de odio, que son el caldo de cultivo de las agresiones físicas y que quiebran de una manera intolerable la convivencia social". "Como nos ha enseñado la historia de Europa en sus pasajes más negros, el silencio es peligrosísimo y puede conducir al horror", señalaba el texto vetado por VOX.

VOX propone otro texto

En su lugar, VOX ha propuesto otro texto en el que no se condenan los hecho acaecidos en Madrid sino que proponen condenar a aquellos que califiquen de "fascistas" los discursos de sus portavoces. Los de Abascal planteaban que el Congreso rechazara "todas y cada una de las expresiones insultantes, injuriosas o vejatorias contra cualquier persona por razón de su nacimiento, raza, religión, sexo u orientación sexual" pero avisando de que "condenar unas agresiones y no hacer lo mismo con otras quebrantaría uno de los principios básicos de la Constitución: la igualdad de todos ante la ley".

En este contexto, proponía que la Cámara denunciase que algunas "expresiones de odio e intolerancia" encuentran apoyo de fuerzas políticas y citaba, en concreto "las manifestaciones y disturbios convocadas a favor de Pablo Hasel, condenado por enaltecimiento del terrorismo e injurias contra la Corona; el uso de la etiqueta "fascista" para referirse a los seguidores de un partido democrático que representa a más de tres millones de españoles o la difusión de bulos y falsedades contra fuerzas políticas democráticas".

Artículos recomendados

Comentarios