Buscar
Usuario

Noticias

Volar la Sagrada Familia: la obsesión del Daesh

El grupo terrorista vuelve a situar el templo en portada y los Mossos extreman precauciones en la zona.

Volar la Sagrada Familia. Esa es la obsesión que mantiene el grupo terrorista Daesh desde los pasados atentados del 17-A en Barcelona y Cambrils que dejaron 16 muertos y más de un centenar de heridos.

Así lo han proclamado en la portada de la última edición de Rumiyah, la revista de propaganda más importante del grupo terrorista en la que ya apareció el templo como fondo ilustrativo para vanagloriarse de los muertos que dejaron en La Rambla de Barcelona.

Mohamed Houli es uno de los miembros de la célula que se encontraba en Alcanar cuando la vivienda explotó. Se salvó de milagro porque se encontraba en el porche del exterior. Ahora está colaborando estrechamente con la Justicia y ha revelado un dato escalofriante: la primera versión del ataque pasaba por atropellar a la multitud con un camión de grandes dimensiones, entrar en la Sagrada Familia y volarla con los explosivos del tráiler. La explosión de la vivienda frustró este plan.

Mohamed Houli confesó que el plan inicial era atacar la Sagrada Familia "Mohamed Houli confesó que el plan inicial era atacar la Sagrada Familia"

La Sagrada Familia es actualmente uno de los objetivos preferentes del grupo y las autoridades tienen especial constancia de ello. Motivo por el cual, el pasado martes 12 de septiembre los Mossos acordonaron la zona, identificaron a las personas que se encontraban en los alrededores y registraron varias furgonetas que, supuestamente, almacenaban explosivos: fue una falsa alarma.

Sin embargo, los agentes toman en serio cualquier posible advertencia que señale a la zona. El grupo terrorista lo ha fijado también en su otra publicación, Al Naba, donde tiñeron la catedral de rojo con un infográfico de los muertos y heridos por el atentado.

¿Por qué la Sagrada Familia?

Portada de la revista del Daesh en la que se fija como objetivo primordial a la Sagrada Familia "Portada de la revista del Daesh en la que se fija como objetivo primordial a la Sagrada Familia"

Los motivos por los que se ha fijado la Sagrada Familia son los siguientes:

Primero, porque supondría el primer ataque contra un templo cristiano en Europa, un objetivo preferente de los radicales sunníes y una demostración de fuerza sin precedentes. Dejarían una huella imborrable en Barcelona.

Segundo, porque se trata de un templo emblemático: nadie puede dudar de la singularidad de la Sagrada Familia, icono de Barcelona a nivel internacional y fácilmente reconocible fuera de España. Si los yihadistas consiguieran destruirla, conseguirían una repercusión sin precedentes y trasladar a Europa el tipo de acciones que cometen a diario en los territorios que controlan.

Tercero, porque el salafismo siempre ha acostumbrado a destruir templos que no representen la religión islámica sunní tal y como ellos la entienden. La prueba más representativa queda en la destrucción de la ciudad de Palmira en Siria o antes, cuando Al Qaeda reinaba en el entorno yihadista, con la destrucción de los budas de Bamiyán en Afganistán.

Cuarto: sería un ataque a la economía de Occidente y a su estilo de vida. Los ataques del 11-S fueron al corazón financiero (Torres Gemelas) y militar (Pentágono) de los Estados Unidos. Los ataques contra la discoteca Pulse de California o la sala Bataclán en París son un ataque contra el estilo de vida de las personas que no comulgan con su visión. Destruir la Sagrada Familia constituiría un aviso a navegantes: "iremos a por vosotros hasta en vuestras jornadas de descanso". Y otro: "ahogaremos vuestra economía". 

El Objetivo fundamental del salafismo

El Daesh tiene como objetivo fundamental generar odio hacia los musulmanes occidentales "El Daesh tiene como objetivo fundamental generar odio hacia los musulmanes occidentales"

Finalmente: ¿Por qué esta violencia? ¿Por qué nos atacan? Hay que tener en cuenta que el yihadismo, amparado ideológicamente por el salafismo (una corriente completamente extremista del Islam) tiene como objetivo desestabilizar las sociedades occidentales.

El fin del yihadismo pasa por generar odio contra la comunidad musulmana en los países de Occidente, como medio con el que legitimar su lucha: "nos odian, hay que atacarles".

Los discursos islamófobos y el ascenso de personajes como Marine Le Pen o Donald Trump no son otra cosa, básicamente, que el triunfo de estos grupos: están consiguiendo su objetivo.

El triunfo del discurso islamófobo es la verdadera victoria del Daesh

Además, el funcionamiento del Daesh en Europa es el empleado en las sectas destructivas: una estructura de captadores que unen a gente diversa a su lucha con un lavado de cerebro 'exprés'. Aprovechan las debilidades de cada persona para inculcar sus ideas.

Por todo ello, la victoria del yihadismo pasa porque el odio a la comunidad musulmana crezca. Porque no todos los musulmanes son iguales.

Artículos recomendados

Comentarios