Buscar
Usuario

Vida

Sin oportunidades laborales para el colectivo trans: "Es muy frustraste, te deshumaniza"

La iniciativa Transparentes visibiliza una grave problemática: la tasa de desempleo en el colectivo trans alcanza el 80%.

Sin oportunidades laborales para el colectivo trans: "Es muy frustraste, te deshumaniza" Sin oportunidades laborales para el colectivo trans: "Es muy frustraste, te deshumaniza"

Foto: Fundación LLYC

La desigualdades sociales encuentran su máxima expresión en los datos de desempleo. La discriminación laboral afecta especialmente a los colectivos más vulnerables, siendo las personas trans uno de los grupos más afectados. Su tasa de desempleo alcanza el 80%, una problemática que hay que atajar pues esto acaba traduciéndose en exclusión social.

Ante esta situación y con motivo del Día de la Visibilidad Trans, que tiene lugar el 31 de marzo, surge la iniciativa Transparentes, de la mano de la Fundación LLYC con la colaboración de REDI para el Proyecto Ámbar de la Fundación 26 de diciembre, que pretende visibilizar las barreras de inserción sociolaboral del colectivo trans en España y contribuir a incentivar su contratación.

Como parte de esta iniciativa han contado con el testimonio de 15 personas trans que han compartido sus experiencias y cómo han sufrido el rechazo laboral por su identidad. Una de las participantes ha sido Adriana Martínez, una joven de 24 años, estudiante de maquillaje que sueña con trabajar en el mundo audiovisual.

"Hay que construir un mundo con personas trans dentro"

"Necesito trabajar para pagarme los estudios. Pero no me cogen por lo que soy, por lo tanto no puedo ganar dinero, si no gano dinero no me formo y si no me formo nunca llego a la meta. Es muy frustrante el mundo laboral siendo una persona trans", resume Martínez, que también enumera algunos de los problemas a los que ha tenido que enfrentarse a la hora de hacer una entrevista de trabajo. "Cuando empiezas la transición es más difícil porque no sabes cómo presentarte, nunca aciertas. Y cuando parece que te encaminas al mundo laboral, llegan los golpes. Te encuentras preguntas incómodas, invaden tu intimidad, te hacen propuestas indecentes... Viene la burla, la risa, las miradas prejuiciosas. Y es que encima no te cogen", expone. "Es una situación que te deshumaniza", añade.

Resulta fundamental formar a las empresas para evitar este tipo de situaciones y que lo principal sea el respeto. "El objetivo es que ojalá llegar a una empresa y que no haga falta explicar lo que soy", señala Martínez, haciendo alusión también al ambiente laboral. "Yo quiero llegar a mi puesto de trabajo y contar si estoy cansada, si salí el fin de semana o si tengo trabajo acumulado, no responder a preguntas de compañeros o compañeras sobre cómo ha sido mi operación de reasignación genital", expresa. "Hay que generar ambientes seguros que nos permitan desarrollarnos laboralmente", afirma.

Sobre el papel de las instituciones, la joven lo tiene claro: "Se necesitan leyes de impacto. Debería haber unas garantías para no acabar en la marginalidad y para ello lo más importante es que tengamos una oportunidad. Tengo amigas trans que se tienen que prostituir para pagarse los estudios y que el día de mañana no tengan que acabar siendo las marginadas. Debería haber cierto grado de garantías para salir de eso". "Hay que construir un mundo con personas trans dentro", reclama.

Artículos recomendados

Comentarios