Buscar
Usuario

Noticias

La historia real del 'pollo zombie' que camina sin cabeza por el mostrador de una carnicería

Las imágenes han circulado por todas las redes acumulando todo tipo de comentarios: son completamente reales y tienen una explicación.

La historia real del 'pollo zombie' que camina sin cabeza por el mostrador de una carnicería

Un vídeo de Tik Tok que ha circulado por todas las redes sociales muestra el cuerpo de un pollo, situado en mitad del mostrador de una carnicería, levantándose para intentar huir de las instalaciones. Como no podía ser de otra manera, las imágenes se han viralizado y muchos usuarios han dudado sobre su veracidad. Pero sí, es real. Y tiene una explicación.

Como se puede comprobar, los restos aparecen posados sobre el resto de los pollos, aparentemente muertos y completamente preparados para su venta al público que se había desplazado hasta el mercado. De repente, uno de ellos, situado encima, se levanta y empieza a andar.

El vídeo dura 15 segundos y muestra al animal intentado huir del escenario. "Mira, quiere brincar", dice la autora de las imágenes, la usuaria @loveinthzy, que ha difundido el vídeo en su cuenta de Tik Tok y que han sido compartida en todo tipo de redes sociales.

La red se ha llenado de teorías conspiranoicas, como que el 'pollo zombie' era, en realidad, una especie de maldición derivada del consumo de carne por los humanos. Pero no, no se trata de magia, ni de Photoshop, ni de un invento: es real. Ahora, sí, la explicación a estas imágenes.

La explicación real

¿Qué narices era, entonces, ese pollo muerto-viviente? Pues, en realidad, se corresponde con un mercado asiático donde se estaban vendiendo ranas para el consumo humano, como indica la autora de las imágenes en su perfil (el vídeo se puede consultar en este enlace).

Como indica la joven, algunos animales experimentan este tipo de movimientos en el momento posterior a su muerte. Esto sucede porque los impulsos y la energía permanecen durante un período de tiempo en los músculos y el sistema nervioso, por lo que el cuerpo sigue respondiendo a pesar de no estar realmente vivo.

Artículos recomendados

Comentarios