Buscar
Usuario

Noticias

La vida de José Bretón en la cárcel: terapias y talleres de diálogo

José Bretón permanece en la cárcel de Herrera de la Mancha, donde cumple condena por el asesinato de sus hijos, Ruth y José, hace una década.

La vida de José Bretón en la cárcel: terapias y talleres de diálogo La vida de José Bretón en la cárcel: terapias y talleres de diálogo

Foto: GTres

José Bretón permanece en la cárcel de Herrera de la Mancha por el asesinato de sus hijos, Ruth y José. El 8 de octubre de 2011 denunció ante la Policía Nacional su desaparición, momento en el que aseguró que los había perdido en una distracción en el parque Cruz Conde cuando se dirigía a la Ciudad de los Niños.

Mantuvo estas declaraciones durante la fase de instrucción, la celebración del juicio e incluso llegó a presentar un recurso ante el Tribunal De Derechos Humanos en Estrasburgo donde insistió en su inocencia. De hecho, durante el juicio, incidió en que era buen padre, asegurando que su hijo corría hacia sus brazos al salir de la guardería o que la pequeña Ruth le pedía agua por las noches con la frase "Papá. agua". "Mis hijos no me temen, me adoran y yo les quiero a ellos con locura", llegó a sostener durante el juicio.

Ahora se cumplen diez años de aquel crimen y su vida en la cárcel de Herrera de la Mancha ha sufrido altibajos. Durante este período, ha participado con Miguel Carcaño y Sergio Morate en un taller de diálogo dentro de la cárcel junto a otros diez reclusos en una iniciativa de reinserción, según el diario El Mundo.

"Estoy aquí por haber asesinado a mis hijos: a mi José y a mi Ruth", dijo durante el encuentro, según el diario El Mundo, ante la atenta mirada del resto de asistentes. Ninguno quiso sentarse a su lado, "pese a ser el más participativo y formal", según el citado medio.

Durante las diez sesiones de la terapia, Bretón respondió a distintas preguntas en los diálogos. Entre otros aspectos, explicó cómo había preparado el crimen que terminó con la vida de sus hijos, con el objetivo de hacer daño a su exmujer, Ruth Ortiz: "Estuve 15 días planeándolo todo porque quería hacerle daño a ella. Tranquilos, los niños no sufrieron. Yo jamás les haría daño".

"Lo que yo hice es lo peor que puede hacer un ser humano"

José Bretón aseguró que había participado en este encuentro con el objetivo de que no volviera a suceder algo similar, según el diario El Mundo: "Lo que yo hice es lo peor que puede hacer un ser humano", llegó a declarar durante el encuentro.

Junto a Bretón, en las terapias también se mezclaron Miguel Carcaño, autor confeso del asesianto de la joven sevillana Marta del Castillo; o Sergio Morate, condenado por los asesinatos de su novia, Marina Okarynska y su amiga, Laura del Hoyo.

En el caso de Miguel Carcaño, durante su intervención se refirió a Marta del Castillo como su amiga e insistió en que no sabía dónde se encontraba el cuerpo de la joven sevillana, asesinada en 2009.

Por otro lado, Sergio Morate no mostró arrepentimiento por el asesinato de su novia y su amiga. De hecho, Morate comenzó su intervención asegurando que le parecía "injusto que a mí me caigan 48 años y otros que han asesinado a sus hijos tengan menos condena", en alusión a José Bretón, que fue condenado a 40 años de cárcel.

Según señala el diario El Mundo, Sergio Morate se mostró frío en todo momento y señaló que el arrepentimiento que reconocía estaba más relacionado con las consecuencias que habían derivado para él y su familia que por el crimen en sí. Además, Morate llegó a afirmar que su exnovia "no era buen bicho".

Artículos recomendados

Comentarios