Un zoo de Suecia mata a 9 cachorros de león por falta de espacio

Un zoo de Suecia mata a 9 cachorros de león por falta de espacio

El director del recinto, Bo Kjlellson, declaró a los medios que antes de hacerlo intentaron reubicarlos, sin éxito.

El director del zoológico Boras, en Suecia, ha admitido que en el recinto se han tenido que sacrificar nueve cachorros de león completamente sanos. La razón que expuso fueron los problemas de espacio, sin embargo, cuenta que antes de llegar hasta este extremo, pusieron todos sus esfuerzos en reubicar a los animales en otros parques zoológicos, pero por desgracia no lo consiguieron.

Desde 2012, han sido trece ejemplares de estos enormes felinos los que han nacido en este zoo, en su momento, incluso, fueron presentados al público con gran emoción y orgullo, muchos de ellos hasta recibieron nombres propios, pero por las circunstancias que explica su director y que han sido recordadas en el diario sueco Aftonbladet en su edición dominical, apenas quedan cachorros de esa camada.

Resulta difícil de explicar, pero es cierto que no podemos mantener a determinados animales en nuestro zoo.

Así es como se justifica Kjlellson ante la cadena de televisión sueca SVT, tras conocer que durante años han tomado esta drástica decisión, a pesar de lo que comenta el director, todo parece apuntar que el escenario se ha repetido en numerosas ocasiones y que, aun sabiendo la falta de espacio que tienen, han dejado que los leones se sigan apareando.

Aunque se tratan de crías, no se las pueden considerar "bebés" porque, al contrario de lo que ocurre con otras especies (los elefantes, por ejemplo, son totalmente dependientes de sus madres durante los tres o cinco primeros años desde que nacen, incluso el destete puede producirse hasta diez años después desde que nació), los leones pronto empiezan a desarrollar el carácter de "jóvenes adultos" por lo que es necesario apartarlos del grupo, prosigue el director sueco.

A pesar de este escándalo, parece que es un práctica habitual en otras especies

La jirafa Marius fue sacrificada por sus genes "La jirafa Marius fue sacrificada por sus genes"

La noticia de estos sacrificios ha causado revuelo entre los medios escandinavos, quienes recuerdan que estos hechos ya han ocurrido en el pasado. No solo con leones, esta práctica ha sido llevada a cabo con otras especies animales, sea por la falta de espacio u otros motivos.

En 2014 se produjo otra ola de indignación similar cuando una jirafa llamada Marius fue sacrificada y descuartizada en el zoo de Copenhague (Dinamarca), y sus restos fueron servidos como alimento a los leones ante la mirada de un grupo de visitantes.

El motivo que dio en su momento este recinto fue que los genes de Marius eran muy similares a los de las otras jirafas que estaban en el zoo y esta cercanía y similitud genética incrementaba que, si se reproducía, la probabilidad de generar daños en la descendencia era demasiado alta para correr el riesgo. Unas razones bastante cuestionables como la de los leones en Suecia.

Esta noticia, por supuesto, ha encendido el debate en las redes sociales sobre si estos parques zoológicos deberían permanecer abiertos o no ya que, aunque a todos nos gusta ir a ver esta gran diversidad de animales exóticos tan cerca de casa, no podemos olvidar que siguen en recintos cerrados y privados de su libertad.

Además, aunque en su mayoría parecen estar bien atendidos, de vez en cuando saltan sucesos como estos, que ponen en duda si realmente estamos cuidando de los animales.

Comentarios