Buscar
Usuario

Política

La ultraderecha tumba en Italia la ley contra la homofobia

La conocida como Ley Zan no gustaba ni al Vaticano ni a la ultraderecha, que ha conseguido bloquearla.

La ultraderecha tumba en Italia la ley contra la homofobia La ultraderecha tumba en Italia la ley contra la homofobia

Foto: GTres

Parecía que Italia, por fin, iba a dar un importante paso adelante en protección de derechos del colectivo LGTBI después de que la cámara de diputados aprobara hace un año el proyecto de ley contra la homofobia y la transfobia, lo que enervó a la ultraderecha y al Vaticano, que ha presionado en su contra.

Conocida como Ley Zan por el diputado que la firma, Alessandro Zan, del Partido Demócrata (PD), era una norma muy esperada y celebrada por la izquierda. Sin embargo, los partidos ultraderechistas Hermanos de Italia y Liga consideran que restringe la libertad de expresión y va en contra de los valores tradicionales.

Han sido estas formaciones las que han impulsado una moción cuando se iba a retomar la tramitación del texto en el Senado para que terminar de aprobarla. Además, solicitaron que se llevase a cabo mediante voto secreto para poder arrastrar a algún díscolo que votara contra la disciplina de partido. Y así fue.

La iniciativa de la ultraderecha prosperó con 154 votos a favor de bloquear la ley frente a 131, algo inesperado porque en teoría sus partidarios eran mayoría. Entre esa sorpresa de última hora la ausencia del ex primer ministro Mateo Renzi, que ni siquiera se presentó a la votación y algunos votos de la parte más conservadora del Partido Democrático.

Toda la bancada del centro derecha y ultraderecha acusaba con esta moción al PD y otros promotores de la ley de haber creado una norma con "locas teorías de género" que dividiría a la sociedad. Insistían que si hoy caía la aprobación de la ley era solo culpa de quienes la habían escrito sin mirar a la ciudadanía "ni al Papa ni a las familias" como declaraba a la salida Matteo Salvini, líder de La Liga.

Italia sigue sin entrar en el siglo XXI en materia LGTBI

Especialmente bronco ha sido el debate, en el que no han faltado gritos. Especialmente perturbador fue la celebración llevada a cabo por los partidos ultras tras conocerse el resultado de la votación. Desde sus escaños se pusieron en pie y entre gritos y aplausos celebraron que Italia seguirá siendo uno de los países de la Europa occidental más atrasados en materia de igualdad.

"Se ha traicionado un pacto político que quería un paso de civismo para el país", ha denunciado Alessandro Zan, diputado socialdemócrata impulsor de la norma. "Han querido parar el futuro. Han querido llevar Italia hacia atrás", ha lamentado el secretario general del Partido Demócrata, Enrico Letta. También el actual ministro de Exteriores, Luigi Di Maio, uno de los exponentes del Movimiento 5 Estrellas que ha apoyado la medida, cree "vergonzoso" que el proyecto de ley haya quedado "barrida en el secreto de la urna".

Con esto, aunque no se entierra definitivamente el texto, obliga a volver a la casilla de salida comenzando desde el principio su tramitación. Teniendo en cuenta que la legislatura expira en 2023, resulta difícil que se apruebe antes. Y ante el creciente poder de la ultraderecha en Italia, se avecinan tiempos difíciles para el colectivo LGTBI en el país transalpino.

Artículos recomendados

Comentarios