Cristina Cifuentes acepta un reto de Twitter que supondría su dimisión y se le vuelve en contra

Cristina Cifuentes acepta un reto de Twitter que supondría su dimisión y se le vuelve en contra

Una tuitera pidió que la presidenta dimitiera si su mensaje conseguía 3.000 retweets. Ya ha quintuplicado dicha cifra

Noticias Adrián Parrondo Adrián Parrondo 21 Febrero 2017 17:21

Alguien debería advertir sobre los retos que se aceptan en Twitter. Aunque la red social parezca algo inofensivo, todo lo que allí escribimos queda reflejado para la posteridad. Y claro, eso puede afectar, incluso, a tu carrera política. Si no, que se lo digan a Guillermo Zapata.

En este caso, todo viene a raíz de la renovación que actualmente está enfrentando el Partido Popular de Madrid. A mediados de febrero, Cifuentes dimitía de la gestora para presentarse a las primarias con el fin de liderar, definitivamente, el partido. Para ello necesitaba alcanzar un tope de avales, tarea que parece que no está siendo complicada. Así alardeaba de ello en Twitter:

Sin embargo, a una usuaria de la red social, parece que la posibilidad de tener a la actual presidenta de la Comunidad de Madrid al frente del PP no le provocaba "especial simpatía". Medio en broma, medio en serio, retó a Cifuentes con el siguiente tweet.

La presidenta, también medio en broma, medio en serio, aceptó el reto con humor. Pero quizás hubiera sido mejor no hacerlo. Su "claro que sí guapi", junto con la protagonista del anuncio de 'Chicfy' guiñando el ojo, viralizó toda la broma.

Y claro, los apoyos para la twittera subieron como la espuma. Pedía 3.706 retweets, las mismas firmas con las que contaba Cifuentes, para que la presidenta dimitiera. Pues no, no tuvo problema en alcanzar la cifra. De hecho, prácticamente la ha quintuplicado. No solo eso: además, ha contado con otros cinco mil "me gusta" en Facebook y otros tres mil en Instagram. Y, claro, Cifuentes tenía que salir al paso.

Mientras tanto, @lavecinarubia, la autora del tweet, seguía recordando a Cifuentes su reto:

Y, claro, ante la contundencia de los datos y el claro reto que aprobó Cifuentes, finalmente a la presidenta no le quedó otra vía que devolvelo: propuso un cara a cara entre Cifuentes y la vecina rubia:

La vecina rubia ya ha mostrado su disposición e incluso ha proclamado su candidatura. ¿Nos permitirá faltar a nuestro puesto de trabajo si tenemos resaca o que la Seguridad Social nos financie las mechas? Para eso, tendremos que esperar a que sea la nueva presidenta de todos los madrileños.

Comentarios