Las 7 grandes salidas del tiesto de Cristina Cifuentes

Las 7 grandes salidas del tiesto de Cristina Cifuentes

Hacemos un repaso de algunos de los momentos para el recuerdo que nos ha dejado Cifuentes con el paso del tiempo.

Política Gonzalo Benítez-Dávila Gonzalo Benítez-Dávila 28 Diciembre 2015 10:49

Cristina Cifuentes es actualmente la presidenta de la Comunidad de Madrid y busca con sus intervenciones públicas hacerse ver como la cara más amable del Partido Popular. Pero esta política lleva muchos años en activo y no siempre ha resultado tan agradable ante los demás.

Pese a sus posturas comedidas en uno de los últimos programas de 'Salvados', sus intervenciones no han ido siempre acompañadas de una visión dialogante. Su llegada a la primera línea de la política madrileña ha venido acompañada de polémica, ya sea mediante alguna desafortunada declaración o por las actuaciones de los agentes a su cargo los años que ocupó el cargo de Delegada de Gobierno en Madrid. Desde aquí vamos a hacer ejercicio de memoria y realizaremos un repaso de siete de sus momentos más bochornosos.

1 Ada Colau y la PAH apoyan a ETA

Para los presentes en la foto Podemos es ETA "Para los presentes en la foto Podemos es ETA"

Una de las estrategias estrella del Partido Popular en los últimos tiempos es acusar a cualquier agente contrario a sus intereses de tener vínculos con ETA. Cifuentes no se ha mantenido ajena a esta moda de su partido y afirmó en Radio Nacional de España en 2013 que Ada Colau y el resto de miembros de la Plataforma de Afectados con la Hipoteca (PAH) tenían relación con el entorno del grupo terrorista vasco.

Por supuesto, a Ada Colau y su entorno estas declaraciones no les hicieron mucha gracia y terminaron por demandar a Cristina Cifuentes por calumnias. El juzgado desestimó la demanda pero para el recuerdo queda la siguiente frase: "Esa lideresa que está liderando ese grupo supuestamente en defensa de los desahucios, yo creo que en realidad allí hay intereses de otro tipo, bueno pues últimamente parece que tienen también ciertas inquietudes de apoyos a grupos filoetarras o proetarras".

2 "Los antisistema han pasado a ser casta"

Ahora son somo nosotros "Ahora son somo nosotros"

Si en el PP gusta llamar a los adversarios etarras, en Podemos tienen su equivalente con el término casta. Cifuentes no tuvo problema en darle la vuelta la tortilla a la situación y, en una entrevista a EFE, aseguró que el descenso de manifestaciones en Madrid era producto de cómo los "grupos antisistema han decidido participar del sistema y pasar a ser casta".

Un curioso ataque 2x1 con el que la exdelegada del Gobierno en Madrid dejaba caer que los que antes la liaban por las calles de Madrid son los integrantes de Podemos y, que ahora están en el mismo barco que ellos, no son tan diferentes. Desde luego, inventiva no le falta a Cifuentes para evitar hacer referencia a la nueva regulación de las manifestaciones en el centro de la capital.

3 Asegura que "nunca" le ha atraído la política

Cifuentes lleva años en política "Cifuentes lleva años en política"

Pablo Iglesias, el líder de Podemos, no oculta su afición por 'Juego de Tronos' y parece que Cifuentes también es una fan de la obra de George R. R. Martin. O, al menos, la ve lo suficiente con su hija para poder soltar menciones en sus  declaraciones a los medios.

En una entrevista a La Razón en 2014, cuando todavía era Delegada del Gobierno, dijo que "[...] la política nunca me ha gustado. Mi hija dice que es como la serie 'Juego de Tronos' y no le falta razón. Pero esas luchas de poder no me interesan. Trato de hacer bien mi trabajo y, sobre todo, poner en valor el trabajo de la Policía y la Guardia Civil".

Resulta cuanto menos curioso que comente que no le atrae la política cuando Cifuentes lleva desde el año 1991 ocupando cargos dentro de la Asamblea de Madrid, primero como diputada y luego como vicepresidenta del organismo. Pese a todos los años dedicados a la política, primero en Alianza Popular y luego en el PP, Cifuentes está a tiempo de buscarse un nuevo oficio. Muchos no la echarán de menos.

4 Policía quitando pins republicanos

Cifuentes asegura ser republicana "Cifuentes asegura ser republicana"

La proclamación del Rey Felipe VI fue uno de los días de trabajo más intenso para Cifuentes, puesto que las estrictas medidas de seguridad que se aplicaron recayeron en gran parte bajo su responsabilidad.

Los protocolos que se aplicaron ese día fueron particularmente extrictos. Tanto es así que la policía obligó a quitar pins republicanos a una serie de personas que querían acceder con ellos puestos a la zona por la que pasaba la comitiva real. Todo esto para "evitar incidentes de orden público", no vaya a ser que a alguien le de por replantearse la necesidad de un monarca como Jefe del Estado en pleno siglo XXI.

5 Prohíbe el Orgullo Gay en la Gran Vía

Cambios injustificados "Cambios injustificados"

Hasta hace unos años, lo normal era que el desfile del Orgullo Gay en Madrid se produjera en la Gran Vía. Cuando Cifuentes llegó a la Delegación de Gobierno de la capital decidió que el recorrido clásico no era viable, afirmando que "afectaría a ejes de comunicación fundamentales para la movilidad ciudadana" y "haría muy dificultoso y casi imposible el acceso a la zona de los servicios de urgencia y emergencias".

Uno podría comprender este cambio de localización de no ser porque el itinerario alternativo discurrió entre la plaza del Emperador Carlos V (Atocha) y la plaza de Colón. Cortar el Paseo de Recoletos y el Paseo del Prado, dificultando enormemente la circulación por el Paseo de la Castellana, creó dificultades para el transporte similares a las del recorrido original.

6 Los ateos son un peligro

Esta marcha ciclista parece más peligrosa "Esta marcha ciclista parece más peligrosa"

Durante el Jueves Santo de 2014 estaba previsto que una manifestación, convocada por la Asociación de Ateos de Madrid, tuviese lugar en la zona de la Plaza de Tirso de Molina. Pero a Cifuentes no le tembló la mano a la hora de prohibir esta concentración, argumentando que la marcha atea era un "peligro para personas y bienes".

Dudo que una concentración que, según sus propios organizadores, iba a congregar a unas 300 personas, pudiese generar el caos en Madrid. Parece ser que temían enfrentamientos entre los feligreses que asistían a las procesiones de Semana Santa que ocupaban el distrito centro, debido al "carácter antagónico" de ambos eventos. Visto cómo pudo cambiar el recorrido del Orgullo Gay, tampoco le hubiera costado demasiado trasladar esta manifestación pacífica a otro lugar más apartado, como precaución para prevenir incidentes. Sin embargo, decidió apostar por prohibirla, sin duda un proceso mucho más sencillo.

7 Los manifestantes intentan "matar policías"

Cifuentes defiende la actuación policial "Cifuentes defiende la actuación policial"

Conocida ha sido la mano dura que los antidisturbios bajo las órdenes de Cifuentes han aplicado contra los manifestantes en multitud de ocasiones. Sin embargo, la representante popular siempre consigue sorprendernos con alguna justificación para la actuación de las fuerzas del orden.

Una de las frases más memorables de Cifuentes dentro de este contexto fue la que se produjo tras las cargas policiales contra los manifestantes de las Marchas de la Dignidad del 22-M. Al ver cómo gran parte de los detenidos quedaban en libertad, Cristina llegó a afirmar que aquello le provocaba "tristeza". Según ella estos individuos,  en principio inocentes de cualquier delito, "intentaban matar policías".

Cualquier otra persona diría al ver las 170 pelotas de goma usadas para reducir a los manifestantes que quizás quienes intentaban dañar a los allí reunidos eran los miembros de las fuerzas de seguridad del estado, salvo Cifuentes, que se salió del tiesto con unas declaraciones para el recuerdo.

Comentarios