Buscar
Usuario

Política

Trump ofrece el nuevo sueño americano: muro con México, Guantánamo y fuera inmigrantes

El presidente norteamericano regresa al discurso radical que le llevó a conquistar la Casa Blanca.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha apelado a su versión del sueño americano en su primer discurso sobre el estado de la Unión. Intentó en un principio ofrecer una imagen moderada, pero terminó volviendo al discurso xenófobo que le permitió conquistar la Casa Blanca.

Manteniendo el desmantelamiento del legado de Barack Obama, Trump comenzó anunciando que mantendría activo el campo de Guantánamo, una prisión denunciada en repetidas ocasiones por sus repetidas violaciones de los derechos humanos.

En una mención al tradicional sueño americano, aquel que atraía a la inmigración con el lema 'podrás alcanzar el éxito si lo ganas', con una nueva versión adaptada al discurso del denominado 'alt right' -nueva denominación de la extrema derecha-.

Donald Trump rechazó nuevamente la inmigración en su primer discurso sobre el estado de la Unión "Donald Trump rechazó nuevamente la inmigración en su primer discurso sobre el estado de la Unión"

Sus palabras continuaron con sus promesas de campaña: exigió el muro con México. Recalcó su rechazo a la inmigración, que ya llevó a vetar a todas las personas de siete países, en un decreto con muchas lagunas, incongruente, y que fue finalmente suspendido por el Supremo.

Sus palabras provocaron simpatías en parte del auditorio. "¡Presidente Donald Trump!", llegó a exclamar el sargento de armas del Congreso, lo que provocó un atronador aplauso entre los presentes.

Su discurso fue del agrado del Partido Republicano, apeló a los valores de un partido bajo el que ganó las elecciones, pero que le rechaza públicamente: grandes personalidades como el excandidato Jhon McCain han llegado a votar en contra de sus iniciativas.

Mensaje para los dreamers y fuerte rechazo hacia los inmigrantes

Tras este rechazo, el presidente envió un mensaje incial de serenidad a los dreamers, aquellos inmigrantes que llegaron a Estados Unidos siendo menores de edad y que ahora crecen en un país en el que se sienten integrados sin olvidar el temor a sufrir una deportación por parte de las autoridade

"Esta noche tiendo una mano para trabajar con los miembros de ambos partidos, demócratas y republicanos, para proteger a nuestros ciudadanos, de cualquier origen, color y credo. Las comunidades que luchan, especialmente las comunidades inmigrantes, serán ayudadas por políticas migratorias que se enfocan en el interés de los trabajadores americanos y las familias americanas", aseguró.

La amenaza de la deportación planea sobre gran parte de la inmigración estadounidense "La amenaza de la deportación planea sobre gran parte de la inmigración estadounidense"

Este mensaje de conciliación duró poco. Para garantizar su permanencia en el país, Trump pidió apoyos para finalizar con los acuerdos que priman la llegada de familiares de los inmigrantes que permanecen en el país (plan de reagrupamiento familiar), conceder el visado únicamente a personas con solvencia económica y la construcción del muro con México.

Por último, no dejó escapar la oportunidad para vincular la "inmigración ilegal" con la criminalidad, las drogas, la epidemia de heroína que actualmente mina al país y las sobredosis que tantas vidas se están cobrando. "Los americanos también somos dreamers", llegó a espetar con gran apoyo entre los presentes.

Artículos recomendados

Comentarios