Buscar
Usuario

Noticias

El triple crimen de Macastre, el antecedente de Alcàsser del que nadie habla

El caso nunca se resolvió y la muerte de los tres adolescentes continúa siendo un verdadero misterio.

El triple crimen de Macastre, el antecedente de Alcàsser del que nadie habla

El crimen de Alcàsser conmonocionó a la sociedad española. El secuestro, violación, tortura y asesinato de Miriam, Toñi y Desirée marcó un antes y un después llegando a convertirse en un triste mito que puso en jaque a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y a los medios de comunicación. Sin embargo, cuatro años antes de la aparición de los cuerpos de las tres jóvenes, encontramos un macabro antecedente en enero de 1989, con otros tres menores como víctimas. El triple crimen de Macastre, lamentablemente, sigue plagado de incógnitas y sin resolverse.

Francisco Valeriano Flores Sánchez, de 14 años, su novia Rosario Isabel Gayete Muedra, de 15 años, y María Pilar Ruiz Barriga, también de 15, desaparecieron durante una excursión. El 15 de enero de 1989 fue la última vez que los jóvenes fueron vistos con vida en un bar de Catadau, municipio al que llegaron en autobús desde Valencia. 

Cuatro días después comenzó un macabro rompecabezas con la aparición del primer cadáver. Un agricultor encontró sin vida Rosario en su caseta, tumbada sobre una cama, con el pantalón desabrochado y sin signos aparentes de violencia. El forense, sin embargo, halló sangre en la zona genital y una sustancia que parecía semen. La autopsia no fue concluyente y estuvo repleta de lagunas, aunque como causa de la muerte se apunta a la asfixia, probablemente por estrangulamiento.

Caseta donde apareció el cuerpo de Rosario "Caseta donde apareció el cuerpo de Rosario"

Hubo que esperar al 8 de abril para encontrar el segundo cuerpo. Un hombre que buscaba espárragos en Macastre dio con el cuerpo de Valeriano en un terraplén ocultos entre arbustos. Sorprendentemente estaba a solo 500 metros de la caseta donde fue hallada su novia, pero nadie dio antes con él. La víctima estaba sobre un plástico grueso y cerca había varias velas idénticas a otras encontradas en la caseta. 

El tercer cadáver, el de Pilar, fue descubierto el 24 de mayo por cuatro niños cuando jugaban en un canal de Turís. La joven tenía la cara desfigurada y le faltaban una mano y un pie. El pie había aparecido meses antes, días después del hallazgo del cuerpo de Rosario en la puerta de un local de, curiosamente, la calle Alcàsser de Valencia. Tras la autopsia, se comprobó que era de Pilar y que había sido amputado con una sierra mecánica.

Dos sospechosos

Rosario, Valeriano y Pilar, víctimas en Macastre "Rosario, Valeriano y Pilar, víctimas en Macastre"

Varios testigos declararon ante la Guardia Civil haber visto a Rosario y Pilar en compañía de un vecino la noche de su desaparición. Este hombre se convirtió en el primer sospechoso, pero no se encontraron pruebas que lo vinculasen con los crímenes ni con los escenarios donde se produjeron, por lo que fue puesto en libertad.

El segundo sospechoso fue señalado a través de una llamada anónima que alertó sobre el lugar donde estaba el cuerpo de Pilar e implicando a un traficante de drogas apodado 'Wichita'. Tras ser interrogado por las autoridades, se descartó su participación en los crímenes de Macastre y se archivó el caso

Caso sin resolver

El triple crimen de Macastre sigue sin resolver. Lo único de lo que se tiene plena certeza según figura en el sumario es del descuartizamiento del cuerpo de Pilar, pero ni las investigaciones de la Guardia Civil ni los informes de los forenses pudieron esclarecer las causas de la muerte de los otros dos adolescentes. Tampoco se pudo explicar cómo fue posible que se tardara varios meses en encontrar a Valeriano pese a estar a escasos metros de donde se halló a Rosario

Según las hipótesis que se barajaron para explicar los extraños crímenes, los jóvenes pudieron fallecer intoxicados por un cóctel de drogas. Rosario, Valeriano y Pilar provenían de familias desestructuradas y, pese a su juventud, ya flirteaban con las drogas en el conflictivo barrio de Burjassot, donde inhalaban benzol, conocida como la droga de los pobres. Sin embargo, la violencia que presentaba el cadáver de Pilar hace pensar que pudieron ser atacados por alguien en la caseta de Macastre.

Un equipo de criminólogos del Proyecto Nacional Prometeo, iniciativa de una asociación creada para revisar crímenes sin resolver en España, ha tratado de dar luz al misterioso caso dando lugar a una investigación que se ha materializado en el libro '¿Qué pasó en Macastre?', firmado por Félix Ríos y Amós Venacloig. 

Paralelismo con el caso Alcàsser

Miriam, Toñi y Desirée, las niñas de Alcàsser "Miriam, Toñi y Desirée, las niñas de Alcàsser"

El caso de Macastre apenas tuvo cobertura mediática, al contrario de lo que sucedió con los crímenes de Alcàsser, sin embargo, ambos sucesos guardan varias coincidencias. En ambos casos eran tres las víctimas y Miriam, Toñi y Desirée tenían la misma edad que Rosario, Valeriano y Pilar, entre 14 y 15 años.

Además, el pie de Pilar fue encontraro curiosamente en la calle Alcàsser el 27 de enero de 1989, exactamente cuatro años antes de que se hallaran los cadáver de las menores en el paraje de La Romana. La joven también presentaba una mano amputada, al igual que una de las niñas de Alcàsser. El último paralelismo y quizás el más interesante es que el bar donde Rosario, Valeriano y Pilar fueron vistos por última vez es el mismo donde Antonio Anglés y Miguel Ricart compraron tres bocadillos la noche en la que secuestraron a Miriam, Toñi y Desirée. 

Artículos recomendados

Comentarios