Buscar
Usuario

Televisión

Un trabajador denuncia a la Televisión de Galicia: fue relegado y marginado por homofobia

Los responsables de la televisión pública gallega se sentarán ante la Justicia el 15 de junio tras la denuncia del trabajador.

Un trabajador denuncia a la Televisión de Galicia: fue relegado y marginado por homofobia Un trabajador denuncia a la Televisión de Galicia: fue relegado y marginado por homofobia

Foto: TVG

El reportero gráfico Fito Ferreiro ha denunciado a la Televisión de Galicia, organismo público dependiente de la Xunta de Galicia, ante lo que considera como un caso de acoso laboral por razones de orientación sexual. Por ello, el próximo 15 de junio tendrán que sentarse ante el juzgado los representantes de la radiotelevisión pública para responder sobre este hecho.

Ferreiro reclama ante el Juzgado de lo Social número 2 de Santiago que se reconozca cómo se impactó directamente en su carrera profesional desde la televisión pública por el único hecho de ser un hombre homosexual.

El inicio del calvario empezó en el año 2005, cuando defendió en público la aprobación del matrimonio igualitario que emprendió el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Desde entonces, sufrió discriminación laboral, como ser relegado a tareas laborales secundarias, sin viajes, sin cambio de destino y con encargos menores, como las piezas 'de color' que rellenan el final del informativo.

Su denuncia cuenta con el apoyo del sindicato CCOO y los colectivos FELGTB y ALAS-A Coruña. El hombre asegura que intentó solucionar previamente el conflicto con la Dirección de Recursos Humanos de la televisión gallega, así como su Comisión de Acoso, pero que fue completamente ignorado en todo momento.

Denuncia de constantes presiones

Las críticas a la manipulación en la Televisión de Galicia y el clima laboral instalado actualmente en el ente gallego no son una novedad. El colectivo de trabajadores críticos con la actual dirección se ha organizado bajo el paraguas de Defende a Galega. Se trata de una entidad que denuncia las presiones que recibe la plantilla, sobre todo, para que los periodistas refuercen los intereses del actual presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; así como de su partido, el PP, en la región.

Las críticas han llegado en mitad de un curso sobre acoso realizado en la Televisión de Galicia, distribuido entre los trabajadores, donde se recomienda garantizar el respeto a la jerarquía y, sobre todo, no denunciar públicamente ningún caso de este tipo.

El próximo 15 de junio tendrán que responder los jefes de Fito Ferreiro, que denuncia haber sido completamente relegado de sus funciones y marginado en la redacción por su simple condición sexual. La justicia tendrá que decidir si existió homofobia en las decisiones del ente público.

Artículos recomendados

Comentarios