El Toro de Osborne, símbolo adoptado por la derecha, es de origen comunista y republicano

El Toro de Osborne, símbolo adoptado por la derecha, es de origen comunista y republicano

El Toro de Osborne nació hace más de 60 años como una valla publicitaria, actualmente es el símbolo de las carreteras españolas.

España, es en la actualidad, un país en el que sentirse nacionalista o patriótico se identifica como algo negativo. La tradición y la historia encuentran una razón de ser en esa actitud. Mientras el resto de reinos y Gobiernos europeos se exhiben con orgullo ante su población, así como su heráldica o símbolos representantivos, las nuevas generaciones no acogen con buenos ojos algo que ya forma parte de la cultura de nuestro país: el Toro de Osborne.

La coyuntura política por la que se ha dejado llevar el país en las últimas seis décadas ha sido determinante a la hora de observar el cambio ideológico constante que han atravesado los españoles, en su mayoría, motivado por las altas esferas, el fin del franquismo y la entrada de la democracia. El Toro de Osborne se atribuye erróneamente a la derecha ideológica y te sorprenderás al conocer que nació como valla publicitaria para promocionar el brandy de Jerez Veterano, del Grupo Osborne. La empresa le encargó su diseño a Azor Publicidad y su director, Manolo Prieto, dio con la peculiar idea de que fuera una silueta del toro de lidia. Posteriormente, se ha ido asociado con la idea taurina, que en la actualidad se relaciona más que nunca con la derecha política y el conservadurismo arraigado. 

Copia del boceto original que Manolo Prieto realizó para el Grupo Osborne | Fuente: Fundación Manolo Prieto "Copia del boceto original que Manolo Prieto realizó para el Grupo Osborne | Fuente: Fundación Manolo Prieto"

El Toro de Osborne no solo llegó a vislumbrarse por las carreteras de toda la geografía española, sino que también formó y forma parte de lacitos, pegatinas, camisetas, gorras, pulseras o correas de relojes. Se creó todo tipo de merchandising en torno a su figura. Eso sí, no todas ellas medían los 14 metros de altura de la valla publicitaria. Hoy en día, es toda una enseña nacional que sigue presente en cerros y montes para cortar el horizonte. Existen 91 representaciones distribuidas de forma irregular por las vías de todo el país.

La derecha, dueña absoluta del símbolo

La apropiación del símbolo por parte de la derecha fue algo casual, pues decidieron que fuera el distintivo de la "Fiesta Nacional", que guarda relación exclusivamente con el mundo taurino, una de las arcaicas tradiciones del país. Muchas de sus apariciones o divulgaciones se realizaban junto a la bandera de España, por lo que ambos símbolos fueron asociados desde hace décadas con la derecha. Algunos sectores de la izquierda nunca estuvieron de acuerdo con la tauromaquia presente en la cultura española y siempre renegaron de ella. 

Si bien el toro con la bandera se ha convertido hoy en día en algo puramente ideológico, su origen dista mucho del que se le atribuye erróneamente en la actualidad. Lo que muchos autoidentifican como símbolo derechoso no creerán que su autor era republicano y comunista. Prieto fue miembro activo del Partido Comunista de España (PCE), especialmente durante la Guerra Civil, donde realizó ilustraciones para el diario El Sol. Con ellas trataba de animar a todo aquel que se declaraba opuesto al bando de Francisco Franco. Previamente, ya había simpatizado con el partido y colaboró como dibujante de la Milicia Popular durante la Segunda República Española.

Pese al miedo que invadió su mente en la época de posguerra, debido a su pasado como "rojo" activo, también recibió el apoyo de Alemania y Estados Unidos. Algunas de sus obras permanecen en el Museo de Arte Moderno de Nueva York y el Museo Nacional de Varsovia. En el mundo artístico es considerado como el "Tolouse-Lautrec español" por su creatividad artística en la cartelería. Obtuvo más de cuarenta premios y ganó concursos artísticos de ámbito nacional e internacional, llegando a convertirse en escultor de medallas para la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre. Muchas son las voces que señalan que no obtuvo el reconocimiento que mereció como artista y diseñador gráfico. 

Comentarios