Buscar
Usuario

Política

El hilo que desmonta a Toni Cantó: así cargaba contra las privatizaciones, corrupción o el rescate a los bancos en 2013

Toni Cantó llegó a criticar duramente toda la política sanitaria de los gobiernos del PP en Madrid, 18 años de privatizaciones.

El hilo que desmonta a Toni Cantó: así cargaba contra las privatizaciones, corrupción o el rescate a los bancos en 2013 El hilo que desmonta a Toni Cantó: así cargaba contra las privatizaciones, corrupción o el rescate a los bancos en 2013

Foto: Cordonpress

Toni Cantó ha abandonado Ciudadanos y se une al proyecto de Isabel Díaz Ayuso en Madrid "con el objetivo de reunificar el centroderecha". Los medios publican que el fichaje parte del secretario general del partido, Teodoro García Egea y que la decisión no ha gustado demasiado en el PP de Madrid, quizás puesto que la Consejería de Cultura ya iba para la 'topo' del PP en el equipo de Aguado durante estos dos años, Marta Rivera de la Cruz, la única a la que no han cesado su equipo tras su destitución. De hecho, mientras que Génova le quiere en los puestos de salida, Ayuso (cercana a él en lo personal) prefiere que vaya mejor en un puesto simbólico).

Llama la atención que Cantó haya optado por el Partido Popular más ideologizado de toda España. Aquel que ha optado por los mantras más neoliberales que defienden el desmantelamiento de la sanidad y educación públicas para, progresivamente, ir hacia un modelo eminentemente liberal donde los servicios públicos son gestionados por entes privados y, quien tiene recursos, los paga.

De hecho, Toni Cantó se posicionó firmemente en contra de este tipo de políticas en lo que aparentemente fue su manifiesto político, el libro 'Movilízate!', publicado en el año 2013. Allí, lejos del mantra 'neocon', Cantó apostaba por una visión mucho más socialdemócrata y una fuerte presencia del Estado.

"Como ya he dicho, existen competencias como la sanidad, la educación, el ejército, la policía, las pensiones, etc..., que el Estado nunca debiera dejar en manos de empresas privadas. Habitualmente se usa un argumento para defender esto: privatizar es bueno porque se gestiona más barato. En primer lugar, esto es falso. Nadie ha presentado un estudio serio que lo demuestre. Yo he realizado en el Congreso algunas intervenciones en las que he hablado de este tema. Además, trabajo como portavoz de mi partido (UPyD) en la subcomisión que estudia la viabilidad de nuestro sistema sanitario".

Toni Cantó llega a enfrentarse a los liberales que continuamente ponen en duda la viabilidad de los servicios públicos gestionados desde las Administraciones: "¡Si no se gestiona bien, cambiemos a los gestores!". Desde luego, si estos comentarios los leen Ayuso, Aguirre, Tatcher o Reagan, sufrirían un ataque cardíaco. Ahora se entiende por qué Irene Lozano y él hacían tándem en UPyD. Y por qué ella acabó de la mano de Pedro Sánchez en el PSOE y ahora en las listas de Ángel Gabilondo. ¿Qué le ha sucedido a Toni Cantó entonces?

Cantó critica 18 años de privatizaciones sanitarias

Pero hay más. Toni Cantó no se muerde la lengua en el libro y critica abiertamente 18 años de privatizaciones sanitarias realizadas por el Partido Popular en Madrid, desde que llegó Esperanza Aguirre. Por cierto, impulsadas entre otros por Javier Fernández-Lasquetty, un ultraliberal que terminó dimitiendo en 2013 del Gobierno de Ignacio González (hoy imputado en Leto) cuando intentó privatizar seis grandes hospitales madrileños porque la Justicia no se lo permitió y hoy recuperado como todopoderoso consejero de Hacienda, ideólogo del programa de Ayuso y, para muchos, presidente en la sombra.

La red de hospitales privatizados por Aguirre ha generado sobrecostes de 3.500 millones de euros. Cantó, que se suma a este proyecto, no lo venialidades entonces: "Los contratos que se fijan con estas empresas suelen tener fines ocultos, como los de financiar megaproyectos hospitalarios, de nuevo la burbuja inmobiliaria, que ayudan a algunos partidos a ganar elecciones y a financiarlos ilegalmente, aparte de que esos contratos se firman con cláusulas de revisión abusivas". señaló en su libro.

Además, señalaba: "Actualmente, la financiación de los hospitales privados crece cada año, mientras que la de los públicos decrece. Si esto sigue así, pronto veremos cómo la red pública dejará de existir en todas partes -ya asistimos hoy al cierre de multitud de pequeños centros sanitarios- y ademas dejará de garantizar su capacidad de atender los problemas graves que solo el sector público atiende. Nadie se hace un trasplante o una gran operación por el sector privado".

Y añadía: "El proceso de privatización pone en peligro la capacidad que hasta ahora ha tenido la sanidad pública de contar con las últimas tecnologías, de implantarse en todo nuestro territorio y de permitir al personal sanitario realizar un buen trabajo de investigación y publicación en las mejores revistas científicas".

Incluso ponía ejemplos concretos: "Aquí en Madrid, ahora tenemos un problema fundamental. En el hospital de Valdemoro de Madrid, que lleva la famosa empresa Casio, se consigue una actualización de pago del 2% anual, lo que significa que dentro de treinta años, el coste de la sanidad a través de este hospital sería el triple de lo que es ahora".

Pedía dejar caer a los bancos, entregar sus viviendas, crear leyes LGTBI y en contra de todo tipo de privatizaciones del PP

Cantó también parece haber cambiado en otros puntos, como su postura con los rescates bancarios que tanto avaló el PP y que han disparado recientemente la deuda pública hasta el 120%.

"Hemos dado miles y miles de millones a los bancos y cajas de ahorros para salvarles. Muchas veces injustamente, pues a algunos de ellos los deberíamos haber dejado caer después de obligarlos a devolver el dinero a los ciudadanos que tenían allí sus depósitos", afirmaba en el escrito. Y se cuestionaba: "Cuando un negocio acaba con deudas, si se cierra esa empresa, esa sociedad, sus responsables ya no pueden ser perseguidos para cobrar. ¿Por qué a las empresas les damos esa ventaja y no a los ciudadanos".

También pedía que sus viviendas pasaran a manos de los más desfavorecidos: "Esas viviendas que se entregan, en vez de pasar a endosas el gigantesco número de viviendas vacías, deberían poder ser ocupadas por aquellos que se quedaron sin ellas a cambio de que estas personas paguen los gastos mínimos que ocasionen y mantengan la prioridad sobre su compra en le caso de que la situación económica de esas personas mejore".

El Gobierno de Ayuso, que tendrá que ceder ante VOX porque necesitará a este partido para gobernar, sin embargo parece que tendrá reticencias con Toni Cantó en la cuestión LGTBI. Eso es lo que aparentaba defender en 2013 aunque quizás también ha cambiado de opinión: "Me parece importante respetar la pluralidad de identidades y de orientación sexual. Estoy pensando en el colectivo de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales, con los cuales parece que a veces no legislamos lo suficiente". También veía necesario "avanzar en la Ley de violencia de género intrafamiliar", algo que parece no compartir tampoco Ayuso, que cree que "los hombres sufren más violencia que las mujeres".

Artículos recomendados

Comentarios