Buscar
Usuario

Noticias

Tomás Gimeno arrojó a sus hijas al mar en dos bolsas de deporte lastradas con el ancla de su lancha

La Guardia Civil ha hallado el cuerpo de Olivia, la niña mayor, en el fondo del mar, 44 días después de la desaparición.

Tomás Gimeno arrojó a sus hijas al mar en dos bolsas de deporte lastradas con el ancla de su lancha Tomás Gimeno arrojó a sus hijas al mar en dos bolsas de deporte lastradas con el ancla de su lancha

Foto: Redes Sociales

El cuerpo de Olivia, de 6 años, la mayor de las hermanas, ha sido localizado a tres millas de la capital tinerfeña, por parte del buque oceoanográfico Ángeles Alvariño. Dicho hallazgo se ha producido e la zona que se lleva peinando durante los últimos doce días y donde se encontró la botella de oxígeno de Gimeno y un edredón.

El barco que ha rastreado la zona ha encontrado dos bolsas de lona lastradas con el ancla de la lancha. En una de ellas se encontraba el cuerpo de Olivia. La otra se encontraba vacía. Los investigadores centran ahora sus esfuerzos en encontrar el cuerpo de Anna, también el de Gimeno.

La aparición de los objetos citados, a más de mil metros de profundidad, fue clave a la hora de acotar las diez millas náuticas que se han rastreado durante los últimos días. En tres días se han hallado las bolsas, en el lugar donde Tomás Gimeno conectó su teléfono móvil por última vez.

La noche del 27 de abril, Tomás Gimeno zarpó en dos ocasiones y lo hizo solo, sin la compañía, aparentemente, de sus hijas. Tal y como aparece reflejado en las cámaras de seguridad de la Marina en Tenerife, embarcó seis petates y bolsas que había trasladado en su vehículo.

Dio tres viajes del coche a la lancha, cargando poco antes de las diez de la noche. Luego volvió, pasadas las once y diez. Pero en la embarcación no se hallaron restos de los bultos. Una patrulla del Servicio Marítimo de la Guardia Civil pudo certificar que no había presencia de aquellas bolsas, que lo paró a la entrada de la bocana del puerto porque se había pasado de la hora del toque de queda y sospechaban que se podía estar dedicando al narcotráfico. Cuando revisaron la lancha, no encontraron nada relevante.

La Guardia Civil lleva 44 días de búsqueda "La Guardia Civil lleva 44 días de búsqueda"

Los investigadores no habían encontrado hasta ahora ningún dato determinante que demostrara que las niñas habían salido de la isla, pese a las teorías de que las habían trasladado hasta Sudamérica en supuestos barcos, con pagos. La Guardia Civil siempre trabajó con la hipótesis de que las niñas habían sido asesinadas.

La orden internacional de búsqueda se dictó a los tres días de la desaparición, pero no dio ningún resultado. El entorno de Tomás Gimeno fue sometido a una estrecha vigilancia e, igualmente, no se encontró ningún cómplice que pudiera haberle ayudado en este caso.

Amenazas constantes

La madre de las niñas, Beatriz, se escudó en que su expareja podría haber huido con sus hijos a otro país y que era incapaz de hacerles daño. Pero igualmente, era consciente del carácter impulsivo de Tomás, que ya la había amenazado en varias ocasiones. De hecho, la misma noche de la desaparición llegó a decirle a la madre de los pequeños que no volvería a verlos.

No era la primera ocasión en la que Tomás realizaba una agresión. El pasado mes de agosto, agredió a la nueva pareja de Beatriz, que había sido su jefe, un hombre belga de 60 años y al que Gimeno no aceptaba. En un momento dado, los sorprendió en un aparcamiento y empezó a golpear a la pareja de Beatriz mientras ella intentaba separarlos. Él la tiró al suelo y la arrastró. Ninguno quiso denunciar a la Guardia Civil. Tampoco en diciembre, cuando la madre contó a la Guardia Civil las amenazas que sufría, pero no denunció. En marzo aseguró que había vuelto a recibir amenazas, pero volvió a no denunciar para no perjudicarle, aseguró.

Tomás Gimeno cuenta con un historial violento que ha completado la Sección de Comportamiento Delictivo de la Guardia Civil. En 2013 tuvo un accidente de tráfico y no se sometió a la prueba de alcoholemia, a pesar de que aparentaba ir bajo los efectos de estupefacientes. En 2017 fue absuelto. En 2015 y 2017 protagonizó peleas con dos tíos suyos, que le denunciaron por intento de agresión y amenazas. En la primera fue detenido, pero la denuncia luego se archivó. En la segunda fue absuelto.

Artículos recomendados

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados