Buscar
Usuario

Política

El mayor temor de Casado: que Cayetana se quede como diputada y organice un grupo paralelo

Cayetana Álvarez de Toledo mantiene un número considerable de diputados en su órbita y el amparo de José María Aznar.

El mayor temor de Casado: que Cayetana se quede como diputada y organice un grupo paralelo

La destitución de Cayetana Álvarez de Toledo como portavoz del PP en el Congreso de los Diputados ha abierto un cisma en el partido. Pablo Casado confiaba en su dimisión -no puede expulsarla porque el escaño pertenece a la persona-. Pero la negativa que la propia Cayetana ha dejado entrever en su última entrevista en la Cadena COPE puede dar más de un dolor de cabeza.

Por el momento, la exportavoz mantiene en su órbita a varios miembros relevantes. Entre ellos, Pilar Marcos, Alfredo Timmermans y Gabriel Elorriaga, todos ellos de la órbita más cerrada de la Faes de Aznar. Por el momento, han sido relevados por miembros más próximos a la nueva estrategia, aunque todavía se sostiene a Guillermo Mariscal, también de la órbita de Cayetana y todavía secretario general del Grupo Parlamentario.

Estos son, por el momento, los miembros más destacados y abiertamente próximos a Cayetana Álvarez de Toledo. Pero no hay que olvidar otros tres factores: que Casado ha elaborado unas listas muy escoradas a la derecha, que detrás de Cayetana está José María Aznar y que el secretario general del PP, Teodoro García Egea, se está ganando muchos enemigos dentro del partido.

García Egea genera mucho recelo y Cayetana mantiene a muchos diputados en su órbita, que es la de José María Aznar "García Egea genera mucho recelo y Cayetana mantiene a muchos diputados en su órbita, que es la de José María Aznar"

Estas rencillas generan temor en Pablo Casado. Con 89 diputados en el Congreso, la posibilidad de que un número considerable de diputados decidan seguir las directrices de Faes antes que las del partido pueden suponer una merma en la representatividad del principal partido de la oposición.

El propio líder del PP ya conoce esta circunstancia, puesto que con Cayetana como portavoz, su control del Grupo Parlamentario era nulo, hasta el punto de que muchas de las vías estratégicas diseñadas en Génova terminaron cayendo a la hora de ejecutarlas. Entre ellas, su campaña contra Marlaska a cuenta de la destitución de Pérez de los Cobos, que fue anulada cuando la exportavoz llamó a Iglesias "hijo de un terrorista".

La falta de liderazgo interno de Pablo Casado

Todos estos hechos se suman a la falta de liderazgo interno de Pablo Casado, que se ha visto desautorizado en público en varias ocasiones por sus principales barones. Además, su estrategia en el País Vasco no tuvo éxito y dejó a Feijóo, nuevamente, como referente.

Ahora, Casado nada entre dos aguas, pero corre peligro de caerse. Ni Aznar aprueba los últimos movimientos que está realizando, ni los barones aceptan el bagaje que ha evidenciado el partido durante los últimos dos años.

El líder del PP, que ya ha perdido cinco procesos electorales, sabe que nadie dentro del partido le permitirá un sexto error. Ahora, el control de sus actuaciones en el Congreso es clave, pero la lista que elaboró en el Congreso, plagada de miembros críticos con el 'marianismo', hacen difícil consolidar esta estrategia. Y, más si cabe, con una diputada díscola capaz de aglutinar a los resistentes.

Artículos recomendados

Comentarios