'Supervivientes 2018': la última baza de Telecinco para salvar su modelo de televisión

'Supervivientes 2018': la última baza de Telecinco para salvar su modelo de televisión

El rendimiento del reality de supervivencia será decisivo para el devenir de la cadena.

'Supervivientes 2018' da su pistoletazo de salida este jueves 15 de marzo, un mes antes de lo previsible teniendo como referencia los estrenos de las últimas temporadas del programa, que se llevaban a cabo a mediados del mes de abril. El programa ha adelantado su fecha de emisión gracias a la cancelación de 'Gran Hermano VIP' tras los bajos datos de audiencia de la edición de anónimos. Y estos antecedentes han colocado al reality de supervivencia en la tesitura de tener que demostrar si sigue o no habiendo cabida para formatos de este tipo en nuestra televisión actual.

El modelo de televisión de Telecinco, que se caracteriza por contar con una parrilla dedicada casi exclusivamente al entretenimiento, está en juego. Las dos últimas ediciones de 'Gran Hermano' han pasado factura y programas como 'Sálvame' han bajado su rendimiento en los últimos años. La cadena, experta en generar contenido propio con su factoría de famosos, se la juega con el estreno de 'Supervivientes 2018', que servirá para marcar la estrategia de programación de la próxima temporada.

Telecinco, experta en retroalimentarse a sí misma "Telecinco, experta en retroalimentarse a sí misma"

La situación de Telecinco

A pesar de ser el reality que mejor ha funcionado en Mediaset en los últimos años (la pasada edición firmó una media de 3,9 millones de espectadores, con una final seguida por más del 33% de share), el interés de los espectadores por las desventuras de los personajes que se generan en los pasillos de Telecinco ha disminuido significativamente con el paso del tiempo. 'Mujeres y hombres y viceversa' ha sido desplazado a las tardes de Cuatro, el formato de 'Cámbiame' ha protagonizado numerosas transformaciones en las últimas semanas para intentar estirar su emisión en la cadena y el 'Deluxe' tuvo que saltar a los sábados y añadir crónica social y política para no terminar de desinflarse.

Telecinco lleva ya mucho tiempo luchando por seguir convenciendo a la audiencia con su particular forma de hacer televisión. Pero lo tiene difícil porque los espectadores han evolucionado mucho más rápido que sus programas. La demanda ha cambiado, pero el producto no, a pesar de los pequeños cambios que han ido introduciendo en sus formatos más característicos.

El fracaso de 'GH Revolution' ha puesto en duda el modelo de televisión de Telecinco "El fracaso de 'GH Revolution' ha puesto en duda el modelo de televisión de Telecinco"

Un buen ejemplo de cómo adaptarse a los nuevos tiempos ha sido la reciente edición de 'Operación Triunfo', un formato que después de morir ha conseguido resucitar. Eso sí, tras varios años de reposo, pero con una clara intención de ofrecer al público exactamente lo que deseaba. Haciendo cómplice al espectador, un espectador que ha sentido que formaba parte del formato, cosa que en Telecinco hace mucho que no ocurre. De hecho, ha ocurrido exactamente lo contrario. Telecinco ha generado, en varias ocasiones, el enfado del telespectador, que veía cómo la cadena manejaba a su antojo sus realities sin que la opinión de la audiencia importara lo más mínimo.

Los ingredientes de 'Supervivientes'

No obstante, 'Supervivientes' tiene la ventaja de que, como reality show, es de los más atractivos para el público. Primero, por el exótico escenario en el que se desarrolla: Honduras. Segundo, por la dinámica del programa pues, a pesar de que la convivencia de sus concursantes juega un papel importantísimo, la supervivencia también resulta atractiva para el espectador. Y en tercer lugar, que el casting se compone de personajes famosos. La curiosidad por ver a estos rostros conocidos pasando hambre y viviendo durante tres meses en una isla desierta es el ingrediente principal del éxito del concurso (aunque no son pocos los espectadores que desean una edición exclusivamente de anónimos).

Sobre si son suficientemente famosos o no sus concursantes también hay debate, como cada año. Pero el pasado demuestra que, a la hora de la verdad, poco importa cuán conocido seas para los espectadores. El año pasado, la desconocida italiana Paola Caruso protagonizó prácticamente toda la edición y el ganador, José Luis, era solo un exconcursante de 'MasterChef'. Una edición antes, el anónimo modelo Jorge Díaz se hizo también con la victoria.

Francisco, Alberto Isla y Raquel Mosquera, concursantes de 'Supervivientes 2018' "Francisco, Alberto Isla y Raquel Mosquera, concursantes de 'Supervivientes 2018'"

Lo que sí es cierto es que, sean o no conocidos, los concursantes han de hacerse valer en el desarrollo del concurso. Pero antes, el programa ha de generar cierta expectativa para convencer a la audiencia desde el minuto uno. Y el casting elegido parece formar parte de una edición de 'Supervivientes' de hace 12 años: Mayte Zaldívar o María Jesús Ruiz son las "viejas glorias", perfiles muy potentes en su momento, aunque habrá que comprobar si siguen interesando en la actualidad. Por otro lado, y para atrapar al público más joven, el programa cuenta con Sofía Suescun o Alberto Isla, y "desconocidos" como Romi Malaspina o Sergio Carvajal, que prometen "liarla parda" sin ninguna duda.

A pesar de todo, el programa cuenta con los ingredientes suficientes como para petarlo una vez más. Tres presentadores que en el formato funcionando a las mil maravillas (Jorge Javier Vázquez, Lara Álvarez y Sandra Barneda), un escenario espectacular y un casting que puede romper, a pesar de las dudas. Si funciona, Telecinco no dejará pasar la oportunidad de seguir estirando el chicle y apostar por una nueva temporada con más de lo mismo. Pero... ¿si no?

Comentarios