¿Qué sucedería si invertimos un euro en DIA y esperamos unos meses?

¿Qué sucedería si invertimos un euro en DIA y esperamos unos meses?

La enseña de supermercados se encuentra en mínimos históricos, pero puede dispararse si se consuman todos los planes que están sobre la mesa.

Economía Adrián Parrondo Adrián Parrondo 17 Noviembre 2018 13:09

La crisis que está viviendo la enseña de supermercados DIA en los mercados está amenazando seriamente su continuidad. La volatilidad que experimenta en el IBEX35 ha llevado a auténticas 'sangrías', como perder el pasado 15 de octubre hasta un 42% de su valor: 500 millones de euros se esfumaron en una simple jornada.

Con una empresa que ha perdido nada menos que un 75% en lo que va de año... ¿realmente interesa invertir a estas alturas? ¿Hay posibilidad de que su estructura consiga salir a flote y consolide una enseña con presencia en todo el país y que emplea a miles de personas?

Para ello debemos apuntar a varios aspectos que entran en los planes de la compañía. Y aquí nos encontramos con dos nombres fundamentales: el inversor Mikhail Fridman y el  consejero delegado Antonio Coto. Ellos son los protagonistas de la historia que se avecina y que puede llenar los bolsillos de muchos o, por el contrario, arruinarles por completo.

Un plan inmediato de ajuste: la capacidad de reacción es fundamental

Los planes de reforma de la marca blanca representan, por fin, el interés por mejorar la rentabilidad por metro cuadrado "Los planes de reforma de la marca blanca representan, por fin, el interés por mejorar la rentabilidad por metro cuadrado"

La mala racha que vive la única enseña de supermercados española que cotiza en bolsa no pasa inadvertida a su cúpula. De hecho, la presidenta Ana María Llopis ya se ha visto obligada a dimitir después de los múltiples errores que han conducido a esta situación.

El plan de Coto es muy claro y tiene un eje troncal: reformar por completo la marca blanca que se vende en sus establecimientos. Es la mejor forma de luchar por la rentabilidad por metro cuadrado que posteriormente comentaremos y que representa una de sus mayores debilidades. Por otro lado, permite competir con Mercadona en una sociedad que, tras la crisis, mide al máximo el precio y la calidad del producto. 

El referente en este caso es la firma valenciana que, con un 22% de cuota, barre a toda la competencia. La gran cantidad de innovaciones de productos bajo la marca Hacendado son una de sus grandes bazas que ahora quieren copiar desde DIA.

"Vamos a desarrollar una marca propia completamente diferente en los próximos meses", ha anunciado el propio Antonio Coto en un encuentro con los inversores, en el que ha presentado algunas líneas del plan estratégico que está elaborando. En este sentido, se apunta a una mejora de la calidad, nueva estrategia de precios, remodelación de tiendas para que sean más atractivas e innovación de productos que no se encuentran en el mercado. Es decir: todo lo que funciona a la empresa de Juan Roig.

Juan Roig invirtió la mitad de sus beneficios de 2017 para renovar por completo sus supermercados "Juan Roig invirtió la mitad de sus beneficios de 2017 para renovar por completo sus supermercados"

Esta medida va en la buena dirección, ya que por primera vez en muchos años se fija una posición clara enfocada a mejorar la rentabilidad por metro cuadrado, indicador de atractivo para el público y termómetro de los beneficios reales que obtiene la compañía (antes solo se valoraba la entrada de dinero neto). En el indicador de rentabilidad por metro cuadrado, por cierto, DIA está en la cola:  frente a los 9.000 euros de Mercadona o los 7.000 de Carrefour; DIA solo encuentra 3.000 euros de beneficio.

La capacidad de reacción será fundamental. Algunos inversores como Goldman Sachs están vendiendo sus acciones a pasos agigantados y el 'profit warning', es decir, las advertencias que ya no oculta la propia enseña, está espantando la llegada de nuevo capital.

Sin embargo, la firma de alimentación no está 'dando palos de ciego'. Para ello cuenta con la consultora PwC, en la que interviene Enrique Bujidos, un ejecutivo con gran experiencia a la hora de gestionar este tipo de crisis y que ha conseguido alargar vencimientos por 1.425 euros. ¿Esperamos a enero? Leed el siguiente punto...

La solidez de la OPA

La OPA que planea el inversor ruso Mikhail Fridman es el salvavidas de la compañía "La OPA que planea el inversor ruso Mikhail Fridman es el salvavidas de la compañía"

Unido a todos estos gestos, la posible llegada de una OPA por parte de Mikhail Fridman podría ser la verdadera tabla de salvación para la empresa. Siguiendo la estela de Mercadona, DIA necesita reformar por completo sus locales y eso necesita de algo fundamental: dinero. Mucho dinero. De hecho, Juan Roig tuvo que renunciar el año pasado a la mitad de sus ingresos para que sus tiendas se convirtieran en atractivas para el gran público (y  está funcionando).

Fridman ya ha fijado su posición adquiriendo un 29% de la enseña, a falta de adquirir un 1% restante que permitiría hacer una OPA, tal y como establece la legislación vigente. El final de los tonteos de Jeff Bezos y la colocación de afines en el Consejo de Administración apuntan a que la operación se consumará durante el próximo mes de enero.

Muchos temen que esta 'paciencia' que evidencia Fridman pueda esconder una excesiva confianza en la salud financiera de la compañía (que llegó a declarar unos beneficios de 110 millones en 2017, cuando realmente había registrado 90).

Sin embargo, los avances en la refinanciación de la deuda han permitido tímidos ascensos durante este mes que se fijan en un 2,67% en Bolsa, insuficientes pero posibles indicadores de un cambio de tendencia.

¿Qué sucedería si invertimos ahora y esperamos hasta enero?

En un valor tan volátil, cualquier movimiento puede generar importantes beneficios "En un valor tan volátil, cualquier movimiento puede generar importantes beneficios"

Aquí debemos jugar a la especulación, pero contamos con precedentes que apuntan a un resultado positivo. Para ello, debemos centrarnos en dos empresas: salvando las distancias, Mediaset y Pescanova.

El caso de Pescanova, representa subidas espectaculares, aunque por motivos distintos. Por ejemplo, el ascenso en una sola jornada de un 75% de cotización el pasado mes de julio de 2018, cuando se aprobó una ampliación de capitales tras las amenazas de insolvencia por el pago de fianzas en un caso de fraude contable.

El caso de Mediaset no es, ni de lejos, tan crítico, pero también experimentó una fuerte subida en los mercados por un simple gesto: los rumores de OPA por parte de su matriz italiana y la elaboración de un plan para competir con plataformas como Netflix o HBO. Todo esto permitió una subida de un 9,79% en una simple jornada tras registrar pérdidas constantes.

Sí, las fluctuaciones del mercado existen y cualquier movimiento puede ser decisivo. ¿Qué podemos concluir en este caso? Que la combinación de un plan de reestructuración y la OPA por parte de un grupo internacional con solvencia económica puede disparar su cotización. Cada acción se encuentra actualmente en los 70 céntimos frente a los casi 90 euros que registró en sus mejores épocas. ¿Qué sucedería en el hipotético caso de recuperar esa cotización, que llevaría tiempo? Que cada acción obtendría un beneficio de 63 euros. Algo difícil, ya que la recuperación de DIA requiere mucho esfuerzo y paciencia. Sin embargo, las pespectivas no son tan negativas como se podría pensar. ¿Es valor seguro? Es posible que sí.

Comentarios