Buscar
Usuario

Ciencia

Los síntomas de ómicron 'sigilosa': así puedes saber si has contraído la nueva subvariante del coronavirus

La nueva subvariante del coronavirus ya ha sido detectada en varios puntos de España: Cataluña, Madrid y Baleares.

Los síntomas de ómicron 'sigilosa': así puedes saber si has contraído la nueva subvariante del coronavirus

La sexta ola de la pandemia sigue provocando altos números de contagios debido a la gran capacidad de propagación que muestra la variante ómicron. Y esta situación se suma a la aparición de una nueva subvariante de esta cepa que podría acrecentar todavía más el número de afectados.

Se trata de la subvariante BA.2, bautizada como ómicron 'sigilosa' o 'silenciosa', ya que está presente en unos 40 países, entre ellos Dinamarca, India, Reino Unido y España, tal y como confirmó la ministra de Sanidad el pasado miércoles, 26 de enero.

La única manera para conocer con total seguridad si hemos contraído una variante concreta del coronavirus es la realización de una prueba PCR con la secuenciación del genoma completo del virus. Esto solo se realiza en algunos hospitales. En concreto, las muestras positivas se analizan para buscar un fallo de amplificación en el gen S, primera señal de ómicron. La 'sigilosa' tiene este nombre porque se detecta peor en estas PCR al no presentar mutación en el gen S.

Los síntomas de ómicron 'sigilosa'

Los primeros estudios concluyen que su comportamiento es muy similar a la variante ómicron original. Los síntomas son similares, además, a todas las variantes conocidas y también a los experimentados en procesos gripales y catedrales. También hay un elevado número de pacientes asintomáticos.

No hay una señal característica clara que permita distinguir entre las variantes del Covid. Pero sí podemos tener en cuenta cuáles son los síntomas más habituales de la variante ómicron, con el objetivo de identificar una posible infección de estas características.

Estos síntomas son los siguientes: fiebre, cansancio extremo, tos, dolor de garganta, dolor de cabeza, dolor muscular y ritmo cardiaco elevado. Además, algunas personas también han reportado sudores nocturnos y, en menor medida, también pérdida del gusto y el olfato.

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar