Buscar
Usuario

Política

¿Qué significa el pin de colores que tanto luce el Gobierno? La Agenda 2030

Diversas personalidades del Gobierno se han dejado ver con el logo, que representa la Agenda 2030 y cada uno de sus objetivos.

¿Qué significa el pin de colores que tanto luce el Gobierno? La Agenda 2030

Lo lucen en las solapas de sus chaquetas. Un pin circular de varios colores se ha convertido en el complemento perfecto que llevan diversos miembros de la clase política, especialmente en el PSOE y, ahora, todo el Gobierno de coalición junto a Unidas Podemos. ¿Pero qué significa? ¿Por qué lo llevan?

Se trata del logo de la Agenda 2030 y se visibiliza con la intención de mostrar el compromiso de España para cumplirla, para lo que se ha creado la Vicepresidencia segunda de Asuntos Sociales y Agenda 2030 que está en manos de Pablo Iglesias. 

Esta denominación ha provocado que en España se hable de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, aprobados hace cinco años en Nueva York. Los ODS son también conocidos como Agenda 2030, ya que es la fecha fijada para haber conseguido un mundo más justo y pacífico y haber cuidado al planeta para que continúe siendo habitable.

Hay 17 objetivos, representados por colores en el logo, que han lucido ya Pedro Sánchez y Pablo Iglesias así como otros miembros del ejecutivo. Estas metas para el desarrollo sostenible son: fin de la pobreza; hambre cero; salud y bienestar; educación de calidad; igualdad de género; agua limpia y saneamiento; energía asequible y no contaminante; trabajo decente y crecimiento económico; industria, innovación e infraestructura; reducción de las desigualdades; ciudades y comunidades sostenibles; producción y consumo responsable; acción por el clima; vida submarina; vida de ecosistemas terrestres; paz, justicia e instituciones sólidas; y alianzas para lograr los objetivos. 

Pablo Iglesias, vicepresidente de Asuntos Sociales y Agenda 2030 "Pablo Iglesias, vicepresidente de Asuntos Sociales y Agenda 2030"

Los primeros retos en España

"Vengo del mundo del llamado Tercer Sector y ya había sensibilización con los anteriores Objetivos del Milenio. Y después, con los ODS desde que se aprobaron", declaró la Secretaria de Estado para la Agenda 2030, Ione Belarra.

La de Podemos aspira a que España se convierta en un referente de la consecución de esta agenda de desarrollo sostenible, aunque admite que los dos mayores retos del país serán "luchar contra la desigualdad social. (...) No hay nada más que ver los datos de pobreza infantil", declaraba, añadiendo posteriormente que el siguiente será "la emergencia climática", ya que actualmente el grado de cumplimiento es escaso.

"El hecho de que por primera vez la Agenda 2030 dependa de una estructura ejecutiva es un salto cualitativo. Nos va a permitir pasar de las palabras a los hechos. Es el momento de hacer", afirma Belarra. "La gente tiene que saber que esta Agenda tiene que ver con cuestiones de su vida cotidiana, con la precariedad laboral, con la sanidad pública... Si se cumpliera, la vida de millones de personas mejoraría", aclara.

El primer cometido de esta Vicepresidencia será elaborar una Estrategia Nacional para el Desarrollo Sostenible 2020-2030, ya que aunque España se comprometió a tenerla lista en 2019, el escandaloso calendario electoral retrasó la tarea. El Alto Comisionado liderado anteriormente por Cristina Gallach ha trasladado todo lo anteriormente trabajado al nuevo equipo. 

A pesar de todo ello, Belarra no ha desvelado ningún plazo ni contenido de la misma, aparte de adelantar que dará "continuidad" al trabajo del Alto Comisionado, que apostaba por las "políticas palanca"; es decir, "aquellos programas o políticas con capacidad de acelerar la implementación de los ODS, impulsar un desarrollo sostenible coherente y alcanzar un impacto más rápido y sostenido sobre aspectos clave para el progreso en el conjunto de la Agenda 2030". Futuro en Común, por su parte, reclama que las políticas públicas "estén alineadas y que eso se refleje en los Presupuestos Generales del Estado".

Eso sí, otro de los retos que afrontan urgentemente es el de la puesta en marcha de los diversos mecanismos institucionales que coordinarán la implementación de la Agenda que compete a todos los misterios, instituciones públicas, comunidades autónomas y ayuntamientos. 

No todos lo ven claro

Ione Belarra acaba de llegar a su oficina en el Ministerio de Asuntos Sociales, asumiendo una nueva responsabilidad con muchos deberes, pero para la que tiene mucha ilusión. Todavía no cuenta con un equipo decidido y tiene ya un tercio del plazo consumido para que España cumpla estos ODS, aunque ella considera que es una gran oportunidad ya que la tarea ha ascendido en la escala institucional.

El salto a la Secretaría del Estado es considerado positivo por la mayoría. Gordillo, de Futuro en Común, agregó que así "permite el acceso a recursos". Él teme el "solapamiento", ya que cree que existe un verdadero conflicto entre la tarea de Belarra con el encargo de Pedro Sánchez a Iván Redondo, ya que este último dirigirá una oficina nacional de prospectiva y estrategia del país que "se encargará de pensar estructuralmente en la España de los próximos 30 años". Y no solo eso, tampoco le convence la capacidad de Belarra, ya que alega que "desde un ministerio no se tiene esa capacidad".

"No veo riesgo de solapamiento porque la Agenda 2030 es precisamente de articulación de esfuerzos: a nivel presupuestario y temático. Podemos tener una interlocución con el resto de ministerios de tú a tú", respondió Belarra. "Mi voluntad es ser una colaboradora necesaria del resto de ministerios para trabajar en la misma dirección. Y también con las Comunidades Autónomas, sociedad civil y sector privado". Además, ha indicado que ya se puso a disposición del Ministerio de Transición Ecológica y de Industria, ya que "los ODS llaman a transformar los sistemas de producción".

Ya en el País Vasco se han implementado unos ODS; "han alienado la acción de Gobierno con la Agenda 2030. Eso se ha traducido en planes concretos y es un buen ejemplo en el que podemos inspirarnos para trabajar todos", una ruta cuyo ejemplo se debe seguir, pero para la que debemos esperar a saber qué medidas tomará la vicepresidencia liderada por Pablo Iglesias.

Artículos recomendados

Comentarios