Buscar
Usuario

Política

La segunda vuelta entre Macron y Le Pen: claves de dos programas antagónicos

El candidato liberal y la representante ultraderechista vuelven a enfrentarse en una segunda vuelta, como sucedió en 2017.

La segunda vuelta entre Macron y Le Pen: claves de dos programas antagónicos La segunda vuelta entre Macron y Le Pen: claves de dos programas antagónicos

Foto: GTres

Las elecciones presidenciales en Francia han llevado a la segunda vuelta a dos candidatos que ya afrontaron este proceso en los comicios de 2017: el centrista Emmanuel Macron (27,6%) y la ultraderechista Marine Le Pen (23%). Ambos ahora optarán a la Presidencia de la República Francesa el próximo 24 de abril, cuando los ciudadanos están nuevamente llamados a votar entre los dos candidatos por un mandato de 5 años.

El resultado remite claramente a 2017, cuando Macron y Marine Le Pen también se hicieron con la mayoría de apoyos en las elecciones. En este caso, el izquierdista Jean-Luc Mélenchon se ha hecho con el 22,2% de los apoyos y se ha quedado a pocos menos de un punto porcentual de la candidata de la ultraderecha.

Macron ha obtenido el apoyo de la mayoría de los candidatos para la segunda vuelta. Valérie Pécresse, de los Republicanos; Anne Hidalgo, del Partido Socialista; Yannick Jadot, de Los Verdes; Fabien Roussel, del Partido Comunista e incluso Jean-Luc Mélenchon, de la Francia Insumisa.

Habrá que esperar hasta el próximo 24 de abril para conocer el futuro de los aspirantes al Elíseo. Ambos tienen programas muy diferentes, que tendrán que defender durante las próximas dos semanas en el tramo final de campaña. Estas son algunas de las líneas clave de sus programas electorales.

1 Economía

La economía genera división entre una visión más proteccionista de Le Pen y europeíza de Macron La economía genera división entre una visión más proteccionista de Le Pen y europeíza de Macron, imagen de sustitución
La economía genera división entre una visión más proteccionista de Le Pen y europeíza de Macron GTres

Marine Le Pen apuesta por aumentar el apoyo a los empresarios y reducciones de impuestos, así como las contribuciones que realiza Francia al presupuesto común de la Unión Europea. Entre sus medidas más importantes se encuentra una bajada de impuestos a la energía para "dar oxígeno a los franceses".

Macron, por su parte, llega a los comicios por unos datos económicos que avalan su gestión después de la pandemia del coronavirus, con una economía francesa que ha repuntado tras los momentos más duros de la crisis sanitaria y con la aplicación de fuertes restricciones.

El PIB francés ha rebotado un 7% en 2021 respecto al año anterior, cuando se contrajo un 8%. Aunque el promedio de crecimiento se situó en un 1,6% por debajo del PIB de 2019, en el último trimestre de 2021 logró superar su actividad previa a la pandemia, mientras que sus perspectivas para 2022 apuntan a un crecimiento del 3,9% respecto a 2021.

Macron ha apostado por una revalorización de las pensiones para este verano y una reforma de las pensiones en otoño. Además, prevé retrasar la edad de la jubilación desde los 62 años hasta los 65, frente a Le Pen, que quiere rebajarla hasta los 60 años.

Macron también ha prometido combatir el desempleo, cuya tasa se situó a finales de 2021 en el 7,4%. Se trata de la tasa más baja desde el año 2008. Además, promete combatir el déficit fiscal, uno de los problemas que ha experimentado durante la legislatura.

2 Seguridad

Macron y Le Pen muestran posturas divergentes en materia de seguridad Macron y Le Pen muestran posturas divergentes en materia de seguridad, imagen de sustitución
Macron y Le Pen muestran posturas divergentes en materia de seguridad GTres

Marine Le Pen apuesta en este punto por establecer la legítima defensa para los agentes de las fuerzas del orden, con la inscripción de los acosadores callejeros en el fichero de delincuentes sexuales, la creación de 25.000 nuevas plazas de prisión para 2027, eliminar la posibilidad de reducir las penas de cárcel, establecer penas mínimas y multiplicar el número de magistrados.

En cuanto a la invasión rusa de Ucrania, Le Pen apuesta por un posicionamiento "moderado" y ha hablado sobre las "graves consecuencias" que sufriría el país por el embargo de gas y petróleo rusos, aunque se ha mostrado a favor de las sanciones al régimen de Vladímir Putin.

Sobre la cuestión ucraniana, Macron apuesta por la diplomacia, con llamadas telefónicas y reuniones presenciales, que ha liderado antes del inicio del ataque militar con Putin y también con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski.

En la cuestión relacionada con la seguridad, Macron plantea un programa que busca competir con la ultraderecha en uno de sus asuntos más sensibles. Propone un incremento de 15.000 millones de euros en la partida de fondos para la seguridad en los próximos 5 años, un aumento del 20%. También, multiplicar los recursos destinados a las fuerzas de seguridad y doblar el número de agentes "antes de 2030".

Macron también promete la creación de 200 unidades de gendarmería en las áreas rurales y el aumento de la presencia policial en los "barrios con dificultades" para "desmantelar los principales puntos de tráfico de drogas".

3 Migración

El trato a las personas migrantes ha vuelto a convertirse en uno de los temas de la campaña El trato a las personas migrantes ha vuelto a convertirse en uno de los temas de la campaña, imagen de sustitución
El trato a las personas migrantes ha vuelto a convertirse en uno de los temas de la campaña GTres

Las personas migrantes vuelven a situarse en el centro de la contienda electoral. Marine Le Pen mantiene su postura dura y lleva en su programa electoral la organización de una consulta sobre un proyecto de ley para incluir en la Constitución el "control" de la inmigración, la "prioridad nacional" y la primacía del derecho francés frente al internacional y el europeo.

La candidata ultraderechista defiende el restablecimiento del delito de estancia ilegal y quiere obligar a los funcionarios a "denunciar" la presencia de migrantes irregulares. Además, quiere impulsar la supresión del permiso de residencia para los extranjeros que no hayan trabajado en el último año y quiere reservar las ayudas sociales a los franceses, así como condicionar los subsidios de solidaridad a que los inmigrantes lleven al menos 5 años trabajando en el país.

Macron también apuesta por reforzar los controles fronterizos en la Unión Europea, supeditar el permiso de residencia de larga duración a superar un examen de idioma y una inserción laboral. El presidente aboga en su programa por la expulsión de los extranjeros que contribuyan a la alteración del orden público y quiere acelerar los procedimientos de asilo, así como agilizar las expulsiones en caso de que estos sean denegados.

4 Medio Ambiente

El medio ambiente genera posturas contrapuestas El medio ambiente genera posturas contrapuestas, imagen de sustitución
El medio ambiente genera posturas contrapuestas CC | Wikimedia Commons

En cuanto a temas medioambientales, Le Pen defiende eliminar las subvenciones a las "energías intermitentes", el relanzamiento de los sectores hidroeléctrico y nuclear, así como fortalecer la inversión en hidrógeno. La candidata ultraderechista también quiere paralizar los proyectos relacionados con la energía eólica y pretende desmantelar progresivamente todos los parques existentes en la actualidad.

Por su parte, Macron pretende impulsar las energías renovables con la implantación de 50 parques eólicos marinos para 2050, la fabricación masiva de vehículos híbridos y eléctricos y la construcción de seis reactores nucleares de nueva generación.

Entre sus propuestas también se encuentra la de condicionar el salario de los dirigentes de grandes empresas a que estas se comprometan a cumplir con objetivos medioambientales y sociales.

Artículos recomendados

Comentarios