Así es 'Samuelillo', el criminal que busca novia en Madrid y Toledo a través de Badoo

Así es 'Samuelillo', el criminal que busca novia en Madrid y Toledo a través de Badoo

El joven de 26 años es el cabecilla de una red de aluniceros que opera en Madrid y Toledo mientras busca el amor a través de internet.

Samuel Escudero de la Rosa, más conocido en el argot callejero como 'El Samuelillo', es un joven de 26 años que busca novia a través de la conocida red social de citas Badoo.  Puede que hasta ahí todo sea tan normal que, a priori, no parece ni noticiable. Pero aún falta conocer el historial delictivo que se esconde a sus espaldas.

'Samuelillo' es el líder de una banda que se dedica a realizar alunizajes a lo largo de todo Madrid y Toledo. El último de elllos ocurrió en enero de este 2019, cuando el joven junto a sus secuaces reventaron una tienda oficial de Apple en la calle de Jorge Juan, 57, en pleno Barrio de Salamanca. Junto a Samuel, se encontraban  Lisardo García García, de 28 años y Damián Ruiz González, de 38, que fueron detenidos en la conocida como 'Operación Frutal'.

El 'clan toledano'

El trío de jóvenes, sin embargo, no actúa de manera independiente, porque en Toledo cuentan con la ayuda inestimable de los hermanos José y Óscar Villar Benito, miembros del clan de los Marrones y residentes en la urbanización Calypo Fado. Todos han sido detenidos después de acumular hasta 44 delitos a sus espaldas.

Perfil de Samuel publicado en la red social Badoo "Perfil de Samuel publicado en la red social Badoo"

Además del alunizaje, se les imputan otros 18 delitos como robar en camiones situados áreas de servicio mientras sus conductores comían o dormían. También se les ha incautado de tres vehículos robados que portaban matrículas falsas y que usaban en sus robos. Por último, también se les imputa tenencia ilícita de armas.

En enero de 2017, 'Samuelillo' ya fue detenido por liderar una banda compuesta por otras nueve personas y haber perpetrado hasta 66 golpes, entrando en la cárcel por ello. Con esa detención, disminuyó hasta en un 300 % los robos en las máquinas de tabaco, llevándose hasta 4.000 euros en cada uno de los asaltos.

Comentarios