Buscar
Usuario

Noticias

Salvaje agresión de los dueños de un supermercado Dia a un cliente por un error en las vueltas

Los dueños de un supermercado Dia en Girona la emprendieron a puñetazos con un cliente por un supuesto error en las vueltas.

Salvaje agresión de los dueños de un supermercado Dia a un cliente por un error en las vueltas

El vídeo de la salvaje agresión a un cliente que tuvo lugar en el supermercado Dia de Bisbal d'Emporda en Girona el pasado 16 de diciembre se ha hecho viral y ha provocado la indignación de todos los vecinos. La empresa ya ha rescindido el contrato de los franquiciados.

Las imágenes, difundidas en las redes, muestran cómo dos empleados propinan puñetazos a la víctima, que sujeta como puede dos bolsas de la compra. Según testigos, el motivo por el que decidieron comenzar a agredirle fue un error en las vueltas. Supuestamente, el cajero se habría equivocado al darle al cambio y le habría entregado diez euros de más. Cuando se cercioró decidió reclamárselo a la víctima, que antes de poder comprobarlo se vio envuelta en puñetazos.

El vídeo causó indignación entre los vecinos de la localidad, por lo que se convocaron varias personas a las puertas del supermercado para protestar sobre los hechos. La cadena de supermercados, por su parte, decidió declarar a laSexta que rechaza "todo tipo de violencia" y "aquellos actos que no representan el espíritu de la compañía, en la que prima el respeto por encima de todo". Afirmaron a su vez que están investigando los hechos.

Dia ha despedido a los agresores

Los agresores ya han sido despedidos por la cadena, que ha afirmado que dichos comportamientos no tienen cabida en su empresa. Algunas fuentes de la empresa han afirmado que se ha tomado la decisión sin tener claro el motivo de la agresión ya que este no trasciende, ya que condenan todo el tipo de violencia.

El comunicado de Dia recalca que rechazan "las actitudes violentas, xenófobas, racistas, machistas o autoritarias".

Además, algunos vecinos consultados aseguraron que no era la primera vez en la que los responsables del establecimiento actuaban violentamente. Ambos agresores serían padre e hijo y durante la concentración de protestantes a la puerta del supermercado el hijo habría salido a increparles, bajando la persiana que posteriormente los protestantes patearon.

Tras la concentración, el supermercado abrió, pero la entrada y salida de los clientes solo podía llevarse a cabo por la puerta trasera. No obstante, Dia ha declarado que su propósito es gestionar la tienda con trabajadores propios y volver a la normalidad "lo antes posible".

Artículos recomendados

Comentarios