Un sacerdote católico acusado de proxenetismo y de organizar orgías en la iglesia

Un sacerdote católico acusado de proxenetismo y de organizar orgías en la iglesia

Andrea Contin, de 48 años, ha sido acusado por varias feligresas de organizar actos ilícitos dentro de una Iglesia y de beneficiarse de las actividades sexuales de estas.

Noticias María Pérez García María Pérez García 04 Enero 2017 13:06

Un sacerdote italino está siendo investigado por las fuerzas de seguridad del país por las denuncias de varias feligresas, las cuales le acusan de abusos y de organizar orgías dentro de la Iglesia. 

El padre católico, Andrea Contin, sacerdote en la parroquia de la Padua, una ciudad al norte de Italia, se encuentra en estos momentos bajo sospecha de beneficiarse a través de una actividad ilícita y de violencia psicológica

Después del testimonio de tres feligresas, la policía acudió a la parroquia del acusado, donde encontró varios vídeos caseros pornográficos en los que se visionaban las orgías que tenían lugar en la iglesia. Todo el material estaba escondido bajo carátulas con nombres de Papas. Así mismo, en el registro hallaron varios juguetes sexuales

Sobre Contin también pesa el cargo de proxenetismo, al obtener dinero a través del intercambio de feligresas con otro hombres. Incluso se tiene constancia de que el sacerdote acudía a locales de intercambio de parejas con las mujeres

Según The Times, las feligresas comunicaron primero sus quejas al obispo, pero las autoridades de la iglesia decidieron no intervenir, pues según declararon "aun no habían finalizado la investigación". 

Una voluntaria de la parroquia, de 49 años, testificó contra Contin afirmando que mantuvo relaciones sexuales con este dentro de la parroquía. En palabras de la feligresa: "Había un montón de mujeres a su alrededor. Al principio no lo entendí, solo después". 

No ha sido detenido

El padre se encuentra de vacaciones en Croacia "El padre se encuentra de vacaciones en Croacia"

El mismo diario informa de que el padre Andrea Contin no ha sido detenido, pues se encuentra de vacaciones visitando a su familia en Croacia. El propio alcalde de la ciudad, Paolo Tonin, ha declarado que están intentando "protegerlo del furor de la noticia, que se ha convertido en un escándalo a nivel nacional". 

Comentarios