El robot repartidor es una realidad y llega este mes a Europa

El robot repartidor es una realidad y llega este mes a Europa

La empresa Starship Technologies pone este mes en marcha su proyecto de robots-repartidores en varias ciudades europeas para transportar la comida a domicilio.

Tecnología Raúl Cadenato Rodríguez Raúl Cadenato Rodríguez 07 Julio 2016 11:19

Cada día los avances tecnológicos hacen que la sociedad se quede anonadada de cómo la evolución acerca lo que antes eran situaciones de ciencia ficción a una realidad palpable. En este caso llega al territorio de la robótica, pues la empresa Starship Technologies ha puesto en marcha un nuevo proyecto en el cual unos pequeños robots se convertirán en repartidores de comida y productos perecederos.

Estos pequeños robots son capaces de llevar en su interior una capacidad de alrededor de dos bolsas de la compra y tienen una función muy clara: la de transportar la comida que se ha solicitado por Internet o por teléfono desde la tienda o supermercado hasta el hogar del comprador. Una vez allí, este podrá abrir el depósito y recoger su comida con un código que habrá recibido en su teléfono móvil. De momento tendremos que esperar en España, ya que estos adorables repartidores tan solo se podrán ver en Londres, Düsseldorf, Berna y Hamburgo.

Como siempre, la búsqueda del máximo beneficio es lo que prima en estos avances tecnológicos. Starship estima que los repartos actualmente tienen un coste de alrededor de 12 libras al mes en el centro de Londres (unos 14 euros). Con estos robots se pretende que el coste se reduzca a menos de 1 libra, sin duda un ahorro de lo más ambicioso, y no hay que olvidar que no emiten gases contaminantes. ¡Y además no piden propina!

Uno de los robots repartidores ante un anciano "Uno de los robots repartidores ante un anciano"

Una de las grandes superficies que se ha lanzado a la aventura de los robots-repartidores es la cadena alimenticia Pronto. Su cofundador James Joy Roulter ha declarado que su intención es reducir la flota de bicicletas y motos con la que actualmente operan para pasar a disponer de miles de estos androides que ya el próximo año entrarían y saldrían de las instalaciones por pequeñas 'gateras' para hacer su trabajo.

Los robots todavía necesitan de la mano del hombre

A pesar de todas las buenas palabras y promesas lo cierto es que estos robots requieren aún de la mano humana porque no tienen absoluta independencia, sino que necesitan que una persona los controle teledirigidamente desde su origen hasta su destino. No obstante, los robots crearán sus propios mapas a través de sus nueve cámaras para tener cada vez más autonomía y estos planos podrán ser compartidos con el resto de la flota de roborrepartidores.

El robot repartidor ya es una realidad

Además de las cámaras, estos pequeños Wall-E de pizzería también vienen equipados con altavoces y micrófonos para que en caso de error en el pedido pueda existir una comunicación entre el cliente y vendedor. Según Starship ya se han realizado repartos en más de 400.000 personas y 8.000 kilómetros recorridos sin incidentes y con una muy buena respuesta por parte de los clientes hacia sus nuevos repartidores. A pesar de ello, admiten que siempre puede haber accidentes inevitables con las máquinas pero que ya tienen estos incidentes dentro de lo previsto y están preparados para ello. Veremos si la apuesta de Starship Technologies sigue adelante y dentro de poco llama a nuestra puerta alguno de estos robots tan adorables y eficientes.

Comentarios