Todos los riesgos que corres al abusar del paracetamol

Todos los riesgos que corres al abusar del paracetamol

Su consumo excesivo podría ocasionarnos diferentes problemas en el hígado, además de ponernos en riesgo ante un posible infarto o la muerte súbita.

Frente al brote del síndrome del hombre lobo que recientemente ha afectado a más de una quincena de niños por el fallo de una farmacéutica malagueña, ahora toda precaución es poca. El paracetamol es uno de esos medicamentos que todos consumimos cuando nos aflige un simple y común dolor de cabeza o de garganta. Al mismo tiempo, lo alternamos con ibuprofeno, porque hemos escuchado que con ello conseguimos un mejor efecto. Sin embargo, la ingesta desmesurada del segundo fármaco más vendido en España podría conllevar una serie de riesgos que no afectan de manera nada positiva a nuestro organismo. 

Según confirma a El Español Juan Gabriel García, coordinador del SEMERGEN, el paracetamol solo es superado en ventas por el omeprazol, el supuesto principio activo causante de la hipertricosis. Y en tercer lugar se encuentra la simvastatina, que ayuda a reducir el colesterol en sangre. Cierto es que el ibuprofeno tiene un éxito casi similar al del paracetamol y muchas veces confundimos sus diferentes usos. Según los datos del Sistema Nacional de Salud, en 2013 se contabilizó el consumo de más de 50 millones de envases en todo el país. 

Es común encontrarlo en nuestros neceseres o bolsos cuando estamos fuera, también en nuestras maletas cuando nos vamos de vacaciones. Siempre echamos mano de él ante un dolor leve que podamos tener y si tenemos en cuenta el caos sembrado recientemente por el fallo de Farma Química-Sur con el omeprazol, hay que ser cautos ante la compra abusiva de este analgésico. El paracetamol afecta principalmente a nuestro hígado y podría provocarnos úlceras. En el peor de los casos, la muerte súbita

Úlceras y problemas hepáticos

Como analgésico y antitérmico, el paracetamol es efectivo contra dolores de cabeza, fiebres y malestar general. Principalmente, estos son los síntomas contra los cuales normalmente lo usamos. Del mismo modo, hay personas que piensan que cura gripes o dolores de espaldas, algo que ha desmentido un estudio. Los especialistas recomiendan no superar la dosis indicada en el prospecto del medicamento, que atiende a un máximo de cuatro gramos al día. Si lo comparamos con el ibuprofeno, además de su caracter analgésico, ambos son antipiréticos, aunque a diferencia el paracetamol, el ibuprofeno es antiinflamatorio.

La preocupación de los especialistas es alta desde que se conocen las estadísticas que lo sitúan como uno de los principios activos más vendidos en el país. Su consumo inapropiado podría poner en riesgo nuestro organismo ante afecciones hepáticas por intoxicación. Pese a que está clasificado como un medicamento de alta seguridad, un aumento en las dosis recomendadas podría adquirir un caracter tóxico y afectar al hígado de manera muy poco favorable. Por otro lado, García Ballesteros asegura que "el paracetamol en cantidades excesivas puede provocar la muerte". Se basan en un estudio publicado en 2016 por la revista Annals of the Rheumatic Diseases, que identificó el consumo continuado de paracetamol con un aumento sistemático del riesgo de contraer úlcera en un 50% de probabilidades, un 68% de sufrir un infarto o ictus y un 63% la muerte súbita.

"Las intoxicaciones suelen producirse por ingesta masiva de carácter voluntario en intentos de suicidio, o menos frecuentemente por sobredosis en hepatópatas, alcohólicos y desnutridos que lo toman de forma crónica", asegura el experto. García Ballesteros y el Grupo de Trabajo del SEMERGEN explican que una única toma de 7.5 gramos en "pacientes etílicos, hepatópatas y malnutridos", así como "10 gramos en pacientes sanos" es ya considerada tóxica. La muerte súbita podría darse en caso de ingerir entre 20 y 25 gramos de una sola vez.  "Las intoxicaciones por paracetamol en los casos más graves evoluciona a una insuficiencia hepática fulminante con coma, sangrado y en ocasiones la muerte", subraya.

Pese a la creencia popular, el paracetamol no cura gripes o dolores de espalda "Pese a la creencia popular, el paracetamol no cura gripes o dolores de espalda"

Para frenar y regular el uso indebido del fármaco, las autoridades sanitarias han limitado su compra y desde febrero de 2019, su caja de 1 gramo no podrá adquirirse en ninguna farmacia sin receta médica. Para ello, Sanidad ha registrado un código QR en todos los envases de paracetamol, que debe escanearse junto al de la receta médica en el momento de la venta para "cumplir con la legislación actualmente vigente". Que no cunda el pánico, ya que todavía se puede seguir comprando sin prescripción médica el envase de 500 o 650 miligramos. Para evitar confundir los términos de "autocuidado" y "automedicación" en el momento en el que creamos que debemos consumir un medicamento, "la clave es revisar siempre el prospecto, donde aparece información fiable y no en circunstancias o indicaciones diferentes a como se ha recomendado por un médico".

Comentarios