Buscar
Usuario

Política

El ridículo de Almeida en Telemadrid: adoctrinador de menores y salvador de Notre Dame

El alcalde de Madrid se somete al interrogatorio de unos niños en el programa de Telemadrid 'Vuelta al cole' y sale muy mal parado.

¿Quién no se siente representado por los niños que miran con incredulidad las respuestas de José Luis Martínez Almeida a sus preguntas? Pues seguramente que la gran mayoría. Lo que debió ser una amena, entrañable y divertida participación del alcalde de Madrid en un programa de Telemadrid, recordad, la televisión pública madrileña, se convirtió en algo viral, ridículo y a mitad de camino del adoctrinamiento de unos críos que parecían tener más luces que el propio Almeida.

"Si solo pudiera donar dinero a un sitio, ¿adónde lo donarías? ¿A la catedral de Notre Dame o replantar el Amazonas?", le preguntaba la niña a alcalde de Madrid. Una pregunta sencilla y directa en la que no debería haber duda en la elección. Sin embargo, Almeida lo tiene claro: "A la catedral de Notre". Los niños extrañados empiezan a decir en alto: "¿por qué?", "está incendiado y es el pulmón del mundo".

El alcalde ha recibido todo tipo de críticas y se ha pronunciado en una entrevista emitida en el Canal 24 Horas de RTVE: se considera víctima del "pensamiento único" y asegura que "nunca ha recibido tantos insultos hasta la fecha".

Europeos, ante todo

La cosa no acabó ahí, Almeida decidió superarse y explicar el porqué de esta elección y, de verdad, su respuesta no tiene desperdicio: "Efectivamente y es el pulmón del mundo. Pero la catedral de Notre Dame es un símbolo de Europa. Y nosotros vivimos en Europa y, la verdad, es que os digo una cosa: de las mejores que nos ha podido pasar a España, en los últimos años, es haber ingresado hace 30 ya en la Unión Europea y compartir una serie de valores comunes".

Las caras de los niños y niñas eran un verdadero poema ante la magnitud y calado de la respuesta de Almeida. ¿Este tipo de políticos son los que se merecen los ciudadanos? No, pero es lo que hay. Sin embargo, esa respuesta tan natural del alcalde de Madrid es lógica y que pilla lejos de la sorpresa. Denota esa total de humanidad y de la gran mayoría de las políticas de su partido. Además, de demostrar que es un kamikaze total y de tener una falta de responsabilidad tremenda.

La realidad también demuestra que este tipo de pensamientos son bastante habituales y, por eso, el problema no es que Almeida, un trabajador público, lo diga tan alegremente, es que hay muchas personas que piensan igual que él. Que piensan que el cambio climático es una falacia y que el Amazonas es una selva más.

La derecha y la izquierda

El programa en el que participó Almeida con niños y niñas de un colegio dio para mucho más. "Me gustaría que nos explicara la diferencia entre la izquierda y la derecha en la pizarra, con una tiza", lanzó el reto uno de los alumnos al alcalde de Madrid, unos instantes antes de terminar el espacio televisivo 'Vuelta al cole'. "¿De verdad me lo estás diciendo?", respondía Almeida, como apenas un minuto para responder.

Almeida, como hombre valiente que es, decidió responder al niño con tiza en mano la diferencia entre izquierda y derecha: "A mí juicio. ¿Cuál es? Muy rápida. Nosotros vamos a poner todos los medios para que seáis vosotros los que decidáis qué queréis ser. La izquierda, sin embargo, va a querer decidir por vosotros", terminaba apresurado el alcalde de Madrid mientras los niños cantaban alegremente los segundos finales del programa.

Suspenso

Tras esto, los niños de 'Vuelta al cole' no aprobaron a Almeida con un total de 7 caritas verdes contra 8 caritas rojas. "A mí me lo explicaron diciendo que la derecha apoya y da dinero a una cosa y la izquierda apoya y da dinero a una cosa distinta", decía Daniela. El alcalde decidió replicar y dar una explicación final: "La derecha quiere que el dinero esté en vuestro bolsillo y la izquierda, que suban los impuestos", sentenciaba Almeida.

La relevancia de este último tramo del programa es hasta qué punto es necesario ese tipo de respuestas o explicaciones a niños que no tienen la posibilidad de votar, en un programa de la televisión pública. ¿Dónde queda la línea que separa el adoctrinamiento? ¿Debería permitirse en un ente público?

Artículos recomendados

Comentarios