Buscar
Usuario

Política

El rey Juan Carlos sacó 100.000 euros mensuales en billetes desde Suiza entre 2008 y 2012

El monarca realizó suculentos movimientos de dinero sin conocimiento de la Hacienda Española: Felipe VI era el segundo beneficiario de la cuenta.

El rey Juan Carlos sacó 100.000 euros mensuales en billetes desde Suiza entre 2008 y 2012

El rey Juan Carlos realizó varias retiradas de efectivo entre los años 2008 y 2012 desde las cuentas que mantenía en Ginebra (Suiza). Son las mismas que empleó para esconder los 64,8 millones de euros de Arabia Saudí.

Los movimientos del depósito, que se abrió a nombre de la sociedad instrumental panameña Lucum Foundation, reflejan continuas salidas de fondos por importes que llegan a superar los 100.000 euros mensuales, tal y como publica en exclusiva el diario El Confindencial.

Llama especialmente la atención que ninguno de los gastos realizados con el dinero extraído de estas cuentas fuera a parar a los gatso no declarados que toda la Familia Real ha realizado durante años.

La transferencia del rey Abdulá de Arabia Saudí terminó en la cuenta 505523 del banco Mirabaud el 8 de agosto de 2008. Pocas semanas después, ese mismo dinero salió de las cuentas para pagar los sueldos de Dante Canonica y Arturo Fasana, los dos gestores suizos encargados de camuflar su relación con esa fortuna en B.

El rey Juan Carlos sacó 100.000 euros mensuales en billetes entre 2008 y 2012 desde sus cuentas en Suiza "El rey Juan Carlos sacó 100.000 euros mensuales en billetes entre 2008 y 2012 desde sus cuentas en Suiza"

Estas transacciones no fueron casuales, sino que iniciaron un movimiento frecuente de dinero que terminó traducido en una serie de transacciones periódica. Especialmente, en cuestión de "gastos personales", donde hay pagos el 12 de enero de 2009 de 207.000 euros; el 11 de marzo de ese mismo año con 205.000 euros o el 17 de junio, con otros 209.000 euros.

Esta mecánica se va repitiendo con frecuencia durante los próximos años, sin declarar a la Hacienda Española. Hay solo un ingreso en la cuenta de Lucum, junto al pago de Arabia Saudí, correspondiente con el rey de Baréin, Hamad bin Isa Al Khalifa, correspondiente con 1,9 millones de dólares, 1,4 millones de euros en el cambio de entonces.

El año más prolífico para la cuenta suiza del rey Juan Carlos fue el 2010, cuando llegó a sacar 1,5 millones de euros opacos en un año, alrededor de 125.000 euros mensuales. La cantidad toma relevancia si tenemos en cuenta que, entonces, el monarca tenía una asignación anual de 140.000 euros públicos para todo un año. Precisamente, casi la misma cantidad que estaba sacando al mes de estas cuentas.

A partir de aquí, hay cuantías que se disparan. Como el 26 de enero de 2011, cuando retiró nada menos que 300.000 euros de golpe. Ese mismo año, el 25 de marzo también consta un reintegro de 150.000 euros, otro de 35.400 euros y otro tercero de 38.700 euros.

El accidente de Botsuana, punto de inflexión

La situación, sin embargo, se complicó con el accidente de Botsuana. Con el rey en el ojo del huracán y la posibilidad de que pudieran salir escándalos ante los medios, el banco suizo le comunicó su incomodidad por mantener esa cuenta opaca en activo.

El rey Juan Carlos, tras recibir la noticia, finalmente opta por el siguiente movimiento: transferir 60 millones de euros que quedaban en esa cuenta a su entonces amiga entrañable, Corinna Larsen, en concepto de donación. De esta manera, el rey ya quedaba como una persona ajena a ese dinero, además cuando ya se acercaba su proceso de abdicación. Después, Canonica y Fasana cerraron la cuenta y disolvieron la Lucum Foundation.

El rey Felipe VI era el segundo beneficiario en unos estatutos bien redactados para evitar guerras por el control de los fondos "El rey Felipe VI era el segundo beneficiario en unos estatutos bien redactados para evitar guerras por el control de los fondos"

Desd entonces, el monarca no ha vuelto a escuchar nada relacionado con esta cuenta hasta que en 2018, el fiscal del cantón de Ginebra, Yves Bertossa, abrió una investigación para comprobar si el rey blanqueó dinero ilícito que cobró de las comisiones relacionadas con la adjudicación del proyecto saudí del AVE a La Meca a un consorcio de empresas españolas.

Los estatutos internos de la Lucum Foundation, como ha trascendido a los medios, cuentan con Felipe VI como el segundo beneficiario tras el rey emérito. Además, estaban bien redactados con un único objetivo: evitar cualquier tipo de guerra en el seno de la Casa Real para hacerse con el control de todos estos fondos.

Artículos recomendados

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados