Buscar
Usuario

Noticias

El cruel reto que se populariza en las redes: grabar perros obligados a comer extremadamente picante

Los vídeos constituyen auténticos casos de maltrato animal y se están compartiendo en las redes sociales como si fuera contenido de entretenimiento.

El cruel reto que se populariza en las redes: grabar perros obligados a comer extremadamente picante

Las redes sociales son un buen escenario para el entretenimiento, pero también se pueden convertir en el campo de todo tipo de actos sin ningún tipo de humanidad. Eso es lo que representa el último reto que ya ha sido calificado como auténtico maltrato animal.

Este tipo de contenidos se han popularizado especialmente en las redes sociales de China. La inquietante tendencia se basa en obligar a los canes a ingerir determinados alimentos extremadamente picantes o enormes cantidades de bebidas azucaradas, con el consiguiente daño para sus organismos que comporta.

El vídeo que publica Daily Mail solo representa un ejemplo de lo que implican este tipo de actos delicitivos que después terminan circulando en las redes sociales. En el vídeo se muestra a un pastor alemán y un hombre, que rellena su cuenco con chiles rojos picantes.

Los vídeos representan auténticos casos de maltrato animal "Los vídeos representan auténticos casos de maltrato animal"

Enseguida, el hombre obliga al perro a ingerir toda la comida. El animal empieza a mostrar su queja y lágrimas en los ojos debido al exceso de picante, mientras el dueño evidencia carcajadas.

"Lo está disfutando mucho"

El dueño del animal no tuvo problema en incorporar en el texto de descripción del vídeo que subió a las redes sociales, el siguiente texto: "Lo está disfrutando mucho". Un comentario con sorna que evidencia el nulo arrepentimiento ante el maltrato que estaba perpetrando ante la cámara.

Este vídeo forma parte de lo que en las redes se está bautizando con el nombre de 'desafío alimenticio', que no se corresponde con otra cosa que maltratar a los perros mediante la comida.

Un usuario, por ejemplo, obliga a sus perros a comer hasta 38 tipos diferentes de bocadillos y bebidas elaboradas para personas. Otro, por su parte, estalla un caramelo en la garganta de su perro mientras le cierra la boca.

Artículos recomendados

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados