Retiran una exposición donde se representaban escenas de violencia machista con Barbies

Retiran una exposición donde se representaban escenas de violencia machista con Barbies

La galería consideraba que se trataba de un tema que se debía de hablar pero el aluvión de quejas y críticas provocaron su eliminación.

La muñeca Barbie, la más vendida de la historia, siempre ha sido muy criticada por la supuesta idealización de la mujer que provocaba en las niñas, con una figura imposible de lograr y aspiraciones vitales casi utópicas. Esto ha provocado que la muñeca haya sido utilizada como modelo sobre todo para obras de carácter reivindicativo. Así, hemos llegado a ver a Barbie de virgen María y a Ken de Jesucristo en Israel como una crítica a la sociedad. Sin embargo el tema más usado es el del machismo.

A finales de 2018, en Argentina, una escuela realizó una exposición donde se mostraban una serie de muñecas Barbie siendo maltratadas. Esto dio lugar a una gran viralización en redes sociales, donde cada escena era simbolizada con una canción de reggeaton de artistas muy polémicos por sus letras machistas como Maluma. Todo esto generó un gran revuelo que no estuvo exento de polémica.

Y eso fue lo que buscó LidiaLidia, artista de Londres que intentó provocar con su exposición un debate sobre la violencia de género. Finalmente, los más críticos han decidido suprimir estas obras de la galería Pineapple Black de Middlesbrough, en Reino Unido, por ofenderse con las imágenes que se plasmaban.

Quejas del público

Ni la creadora ni la exposición tenían intención de retirarlas. Lo consideraban un tema que se debía de hablar y no se debía censurar. Por supuesto, eran conscientes de que iban a recibir quejas. "Siempre hemos querido poner frente a la gente ciertos temas a la cara. Puede que no sea nuestra tarea provocar este debate, pero alguien tiene que hacerlo", afirmaron los directores de la galería, Bobby Benjamin y Stephen Irving, a The Independent.

Solo días después de ser expuesta el pasado 10 de abril, las quejas del púbico, que decía sentirse ofendido e incómodo, obligaron a retirarlas. También por ser demasiado explícitas y poco o nada apropiada para todos los públicos. Sin embargo,  a pesar que desde la galería se aceptara el retiro, se lamentan porque "la mayoría de las quejas venían de gente a la que ni siquiera se han molestado en leer la información que acompaña a la imagen". La artista también decidió pedir disculpas, aunque cree "el arte es, a día de hoy, una de las armas más poderosas que tenemos para dar forma a una sociedad basada en la igualdad, y este tipo de mensajes tan directos son en muchas ocasiones necesarios".

A pesar de esto, la exposición se puede visitar hasta el próximo 11 de mayo pero yaen el interior del recinto.

Comentarios