Radula: así es la planta llamada a convertirse en la marihuana del futuro

Radula: así es la planta llamada a convertirse en la marihuana del futuro

Nativa de países como Nueva Zelanda, Costa Rica y Japón, produce efectos similares a los del cannabis.

Ciencia Nico Dámaso Nico Dámaso 02 Noviembre 2018 18:15

Científicos de las universidades de Berna y Zurich, ambas en Suiza, han descubierto que la Radula, de la familia Radulaceae, puede ser considerada canabinoide. No produce efectos tan fuertes como la marihuana, pero es "moderadamente potente y eficaz" señalan los investigadores.

La planta contiene THC, la principal sustancia psicoactiva presente en la marihuana y sus derivados. Este componente se utiliza también para tratar ciertos tipos de dolor, calambres, mareos y pérdidas de apetito. Sin embargo, el químico más abundante en la radula es el perrottetineno, el cual "ejerce efectos analgésicos y antiinflamatorios que podrían ser superiores a los del THC", comentan desde Suiza.

Otro hallazgo importante, de momento solo probado con ratones, está relacionado con el daño a la memoria. La radula causó menos efectos adversos en referencia a esta capacidad cerebral de los roedores en comparación con el cannabis. "Es menos potente y podemos esperar menos efectos en el sistema nervioso central y, por ejemplo, en la memoria, pero todavía se necesitan más estudios para comprobarlo", comenta Jürg Gertsch, coautor del estudio.

La radula forma parte de la medicina tradicional maorí "La radula forma parte de la medicina tradicional maorí"

Un posible uso recreativo

Los investigadores explican que la idea de la investigación nació del uso pequeño pero creciente que se estaba haciendo de ella: "Hasta el momento, las especies de rádula que contienen esta variante de THC son legales en todo el mundo", lo que explica su uso como alternativa a la marihuana o sus derivados.

Como es lógico, a la comunidad científica le interesan más los efectos que pueda tener sobre el organismo, con el objetivo de vislumbrar alternativas terapéuticas: "Probablemente, los efectos recreativos son menos fuertes (que los proporcionados por el cannabis), pero la radula puede ofrecer una oportunidad mayor de aplicaciones medicinales". Sin embargo, se presentan dificultades para su industrialización, pues "la planta en sí crece muy lentamente y produce solo pequeñas cantidades del compuesto".

En cualquier caso, los científicos han avisado de que se necesitan muchos más estudios en cuanto a sus efectos antiinflamatorios y analgésicos para poder comprobar los verdaderos beneficios de la planta.

Comentarios