Buscar
Usuario

Noticias

La doble vida de Jorge, el asesino confeso de Marta Calvo: se presentaba como estudiante

Jorge Ignacio P. J. llegó a España después de haber estado preso en Italia por tráfico de drogas. Sin embargo, vuelve a estar envuelto en delitos.

La doble vida de Jorge, el asesino confeso de Marta Calvo: se presentaba como estudiante

Jorge Ignacio P. J. cumplía 38 años el 8 de noviembre, un día después de la desaparición de la joven Marta Calvo, de solo 25 años. Es un hombre colombiano que tenía antecedentes por tráfico de drogas y, además, cumplió condena por este delito en Italia. Nació en Ibagué, al oeste de Colombia, y posteriormente se asentó en España, donde consiguió comenzar de nuevo una vida tras su paso por prisión en Italia. 

Ya aquí, en Badajoz, le constan varias multas por conducción temeraria y resistencia a la autoridad, aunque no residía en Extremadura, sino en Valencia. Además, la Policía Nacional le investigó por su implicación en la muerte de una prostituta bajo extrañas circunstancias el pasado mes de abril.

Por aquel entonces, la mujer había ingresado en el hospital tras convulsionar en un piso del centro de la capital valenciana, y la autopsia reveló que Jorge Ignacio fue el último cliente de ella, con la que se supone que consumió cocaína. Según fuentes cercanas a la investigación, la meretriz se indispuso y el cliente no la auxilió. Falleció poco después de llegar al hospital, pero al acusado nunca llegó a interrogársele por un delito de omisión de socorro.

Jorge Palma llevaba una doble vida "Jorge Palma llevaba una doble vida"

El detenido no tenía profesión conocida, aunque se permitía llevar un alto nivel de vida, por lo que los investigadores apuntan a que seguía dedicándose al tráfico de drogas. Asimismo, Jorge Ignacio mantenía buena relación con su madre, que llegó a denunciar su desaparición después de que se le perdiera el rastro tras la desaparición de la joven valenciana. 

La falsa vida de Jorge Ignacio P. J.

Jorge Ignacio P. J. residía en Manuel, un municipio de 2.500 habitantes, en una casa que había alquilado antes de verano y donde no estaba empadronado. Aunque las Fuerzas de Seguridad ya le conocían, el ahora acusado pretendía aparentar llevar una vida sana. Además, llegó a correr con una marca de menos de cinco horas el maratón de Valencia en 2017. Había cursado estudios universitarios y se mostraba amable con los dueños de las casas que había alquilado a nombre de su madre en l'Olleria y Manuel, a los que les decía que seguía con su carrera en un centro privado valenciano.

El mismo Jorge Ignacio que estuvo preso en Italia y que consiguió una buenísima marca en una maratón valenciana, se presentó este miércoles a las tres de la madrugada en el cuartel de la Guardia Civil de Carcaixent, a seis kilómetros de la casa de Manuel en la que quedó con Marta Calvo la noche del 6 de noviembre. Allí ha confesado que descuartizó a Marta Calvo y que depositó sus restos en diversos contenedores.

Artículos recomendados

Comentarios