Buscar
Usuario

Vida

Esto es todo lo que le sucede a tu organismo por beber café todos los días

Beber café diariamente genera toda una serie de efectos sobre nuestro organismo, positivos y negativos: analizamos todo lo que sucede en tu cuerpo.

Esto es todo lo que le sucede a tu organismo por beber café todos los días

El café es una de las bebidas más consumidas en nuestro país. Ya sea como parte del desayuno, la merienda o un encuentro con nuestros seres queridos, lo cierto es que la bebida tiene una larga lista de propiedades, además del potencial estimulante.

En ello influye especialmente la cafeína, una sustancia que aumenta la concentración y nuestra actividad. Por ello, precisamente, se consumo con tanta frecuencia en los entornos laborales, ya sea en las pausas o mientras se desempeñan las labores a las que nos dedicamos.

Como todo, el café siempre se debe tomar con moderación. La bebida entraña a la vez toda una serie de ventajas e inconvenientes que debemos conocer para valorar si queremos cambiar nuestros hábitos de consumo.

¿Qué sucede en el cuerpo por beber café todos los días?

Beber café todos los días entraña una serie de consecuencias, tanto positivas como negativas, en nuestro organismo. Vamos a resumirlas a continuación en la siguiente lista:

1 Reduce significativamente el riesgo de cáncer hepático y de endometrio

El café puede evitar de manera significativa la aparición de dos tipos de cáncer "El café puede evitar de manera significativa la aparición de dos tipos de cáncer"

El consumo de café reduce de manera significativa el reisgo de padecer dos tipos de cáncer: de endometrio y hepático. Respecto a este último, uno de los que cuentan con mayor incidencia a nivel mundial, además se ha comprobado que el efecto es inversamente proporcional: a medida que se aumenta el consumo de café, desciende el de la enfermedad, como confirma este estudio publicaod en British Journal of Cancer.

El hallazgo menciona el HCC (Carcinoma Hepatocelular) y los efectos preventivos se empiezan a desarrollar a partir del consumo de tres tazas diarias. Según la citada investigación, con este consumo diario se reduce el peligro de sufrir este tipo de cáncer en hasta un 40%.

2 Aumenta el riesgo de osteoartritis, artropatía y obesidad

El consumo diario de café, en dosis elevadas, puede aumentar el riesgo de sufrir determinadas enfermedades, como la osteoartritis y artropatía, que afectan a las articulaciones, incluidos los huesos, cartílagos, ligamentos y músculos. Además, el café también entraña riesgos a la hora de poder desarrollar un cuadro de obesidad.

"Para las personas con antecedentes familiares de osteoartritis o artritis, o para aquellos que están preocupados por el desarrollo de estas afecciones, estos resultados deben actuar como un mensaje de advertencia", indica la doctora Elina Hyppönen.

En este sentido, pide que nos detengamos a escuchar las señales que emite nuestro propio organismo: "El cuerpo generalmente envía mensajes poderosos con respecto al consumo de café, por lo que es imperativo que las personas los escuchen cuando consumen café". El dolor articular, aumento de peso, dolor en el pecho o dificultades en la movilidad son algunas de esas señales a las que deberíamos prestar atención.

Pese a todo, los profesionales lanzan un mensaje importante: no se trata de evitar el consumo de café a toda costa, sino que "lo mejor es consumir café con moderación; es la mejor opción para disfrutar de un café y también de una buena salud".

3 Permite aumentar nuestro nivel de alerta y evita enfermedades como el Alzheimer, Parkinson o la depresión

El consumo de café nos mantiene activos y evitar enfermedades como el Alzheimer o el Parkinson "El consumo de café nos mantiene activos y evitar enfermedades como el Alzheimer o el Parkinson"

La cafeína que contiene esta bebida incrementa los niveles de neurotransmisores como la dopamina, lo que ayuda a mejorar la capacidad de atención y reducir el cansancio que puede lastrar nuestros quehaceres diarios.

Además, hay varios estudios científicos que certifican que la cafeína tiene una buena labor a la hora de prevenir algunos tipos de enfermedades degenerativas, en especial el Alzheimer o el Parkinson.

El nivel de activación cerebral y su actuación en el mecanismo de recompensa, a través de la generación de dopamina, también podría ayudar a prevenir enfermedades como la depresión. Aunque esto último tiene doble filo, como comprobaremos en el siguiente punto.

4 Puede generar adicción a la cafeína

Como hemos comentado, la cafeína actúa directamente en la generación de dopamina y, con ello, en el funcionamiento del mecanismo de recompensa del cerebro.

El consumo de cafeína puede desarrollar un cuadro de adicción: hay incluso un síndrome de abstinencia descrito "El consumo de cafeína puede desarrollar un cuadro de adicción: hay incluso un síndrome de abstinencia descrito"

Esto, que puede generar efectos positivos a nivel psicológico, también es la puerta de entrada a una adicción. De hecho, hay un síndrome de abstinencia a esta sustancia que está descrito en los libros médicos. Se trata de un cuadro que incluye síntomas como dolor de cabeza, somnolencia, dolores musculares, probelmas de concentración, náuseas, dificultad en el desarrollo del pensamiento o mareos; entre otros.

Sin embargo, estos síntomas no son permanentes y desaparecen con el paso de los días. Si se quiere reducir el consumo de café y se experimentan estos síntomas, es recomendable consultar con un profesional médico para poder sobrellevar el cuadro de abstinencia con los síntomas más leves posibles.

5 Puede ayudar a vivir más años

El consumo diario de café también podría ser determinante a la hora de alargar nuestra esperanza de vida. De hecho, un estudio publicado en el New England Journal of Medicine indica que los bebedores de café con edades superiores a los 50 años, tenían un riesgo de muerte inferior al de quienes rechazan esta bebida.

Artículos recomendados

Comentarios