Buscar
Usuario

Política

¿Qué hay tras la moción de Murcia? Centenares de vacunados irregulares y acoso a un denunciante de corrupción

La moción ha convulsionado la política nacional, pero lo cierto es que se inició por un asunto eminentemente local.

¿Qué hay tras la moción de Murcia? Centenares de vacunados irregulares y acoso a un denunciante de corrupción ¿Qué hay tras la moción de Murcia? Centenares de vacunados irregulares y acoso a un denunciante de corrupción

Foto: Captura

El Partido Popular y algunos medios de comunicación afines han denunciado que, tras la moción de censura de Ciudadanos y PSOE en la Región de Murcia, existe una especie de campaña para derrocar al Partido Popular y la derecha en España.

Si bien es cierto que la formación de Inés Arrimadas continua con su viraje hacia el centro y en estos momentos exhibe una buena relación con el PSOE, también es cierto que la situación que se vivía en Murcia hasta la fecha era completamente insostenible.

Ciudadanos pone como detonante lo ocurrido a inicios de este mismo mes de marzo. Mario Gómez, primer teniente de alcalde de Murcia y concejal de Fomento por Ciudadanos, denunció en octubre de 2020 ante la Policía que sufría acoso por su labor contra la corrupción en el Gobierno municipal de la ciudad. La noticia, sin embargo, no había saltado hasta los medios hasta ahora. El PP respondió querellándose contra él, la gota que colmó el vaso.

Gómez presidía hasta ahora tanto la Mesa de Contratación del Ayuntamiento de Murcia como la Comisión de Vigilancia de Contratación. Al llegar al puesto, vio que había un alto número de contratos menores que no cumplían con la legalidad. Acudió a la UDEF, que le pidió pruebas: tres gigas de expedientes del Ayuntamiento y contratos que consideraban sospechosos de ser irregulares.

A partir de este suceso, el edil empezó a recibir una auténtica campaña de acoso, incluyendo amenazas anónimas. La notica llegó a los medios, bajo el sorprendente titular de que un vicealcalde estaba denunciando a la mitad de su propio equipo de Gobierno. La situación estaba siendo insostenible.

El otro escándalo de mayor calado se enmarca en el 'vacunagate'. Se trata de la supuesta distribución irregular de vacunas entre altos cargos del Partido Popular en la región que se habrían estado saltando todos los protocolos marcados por el Ministerio de Sanidad.

Fernando López Miras perderá la presidencia de Murcia tras 26 años de gobiernos populares "Fernando López Miras perderá la presidencia de Murcia tras 26 años de gobiernos populares"

La actual candidata a presidir la región en la moción de censura por Ciudadanos, Ana Martínez Vidal, ha calificado la situación de "chiringuito" y reconoce que no tenía ningún tipo de control. La parte del PP, afirma, no le cedía los datos sobre las personas que se estaban inoculando las vacunas sin cumplir con los protocolos.

Tan solo había constancia sobre el exconsejero de Sanidad, Manuel Villegas, el máximo responsable de gestionar la pandemia a ojos de los ciudadanos. El caso fue un auténtico escándalo que le costó el puesto, aunque el PP intentó evitar la dimisión a toda costa.

Extensión a Madrid

Ciudadanos sostiene por todos los medios que lo ocurrido en Murcia era un caso local y que, en ningún caso, tenía intención de replicarlo. Para justificar este argumento, expone que no había preparado ningún tipo de moción de censura en Madrid con la que zafarse de un posible adelanto electoral por el que Isabel Díaz Ayuso pudiera descabalgarles de la presidencia.

"Murcia es la excusa... de hecho, el decreto tiene fecha del mes de junio", ha afirmado Ignacio Aguado, que enmarca lo sucedido en Madrid en las relaciones fuertemente deterioradas entre ambos socios de Gobierno. Ayuso, sin embargo, desconfía: "Me hubiera caído una moción, estaba encima de la mesa".

Lo sucedido en Murcia comenzó como un problema local, pero en plena guerra en la derecha por liderar el bloque y en una estrategia de Ciudadanos por reposicionarse como partido bisagra y resurgir tras las una nueva caída en las catalanas; la moción murciana ha generado un 'efecto mariposa' que ha desencadenado mociones en Madrid y Castilla y León.

Por el momento, el PP ha lanzado una OPA hostil a Ciudadanos."Abrimos las puertas para que miles de personas, dirigentes, militantes y simpatizantes de Ciudadanos, defraudados con la decisión de Inés Arrimadas y su cúpula, puedan venir y construir una alternativa al Gobierno de Sánchez e Iglesias", ha afirmado el secretario general, Teodoro García Egea.

El PP también parece haber abandonado, al menos temporalmente, su distanciamiento con VOX, con quien ahora aparentemente comparte el lema electoral "socialismo o libertad". Se avecinan unas elecciones fuertemente polarizadas, si es que llegan a celebrarse y todo muestra hasta qué punto está tensionada la política española.

Artículos recomendados

Comentarios