Buscar
Usuario

Televisión

¿Recuerdas a Siscu Castillo, el concursante de 'Gran Hermano 11' que acabó en el porno? Así es ahora

Siscu Castillo pasó por la industria del cine para adultos tras su paso por el reality y ahora su vida ha dado un giro radical.

¿Recuerdas a Siscu Castillo, el concursante de 'Gran Hermano 11' que acabó en el porno? Así es ahora

Siscu Castillo, un joven catalán de 23 años que se ganaba la vida como frigorista, aterrizó el domingo 6 de septiembre de 2009 en la edición número 11 de 'Gran Hermano', entonces el reality estrella de Telecinco. Era uno de los veinte concursantes de la casa de Guadalix de la Sierra, junto a Nagore Robles, Carolina Sobe o Arturo Requejo.

Este joven barcelonés se convirtió en el segundo expulsado del concurso tras pasar solo 18 días en la casa, pero recibió una segunda oportunidad en la ronda de repesca junto a Carolina Lavinias y Pilarita Gómez, sus otras compañeras expulsadas.

En esta nueva ocasión logró hacer un concurso mucho mejor y aguantó la friolera de casi dos meses más en la casa. Pero, finalmente, se quedó a las puertas de la final del reality show. Aunque su paso no estuvo marcado por grandes momentos, sus movimientos posteriores sí que le llevaron a los titulares de la prensa del corazón.

Su vida tras la televisión y en la actualidad

Siscu se sumergió en la industria del cine para adultos, rodando varias escenas con contenido sexual muy explícito. Incluso protagonizó un nuevo formato erótico en el que se realizaba una especie de reality show. Consistía en visitar varias ciudades españolas en busca de mujeres que quisieran mantener relaciones con él.

Sin embargo, su vida ha cambiado mucho desde entonces y ahora lleva una vida mucho más tranquila y sosegada. Se ha centrado en su familia y en un trabajo totalmente alejado del mundo de las cámaras y los focos.

Siscu Castillo se casó con su pareja Laura en el año 2018, en una ceremonia a la que acudieron muchos de sus compañeros en 'Gran Hermano'. Fruto de esa relación nació su hija Ana, el pasado 20 de mayo, tal y como él mostró orgulloso en sus redes sociales.

Ambos padres se han tatuado el nombre de la pequeña en sus respectivos brazos, como muestra de lo mucho que quieren a su hija. Siscu lleva ahora una vida mucho más tranquila que en el pasado, en la que disfruta junto a su mujer y amigos de viajes por todo el mundo. Desde Bratislava hasta Japón, parece que ha dejado completamente atrás su pasado mediático y pornográfico.

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar